advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

7 beneficios que obtienes al bañarte con tu pareja 😏

¡Atrévete a hacerlo!

¡Les fascinará!

Bañarte con tu pareja puede tener grandes beneficios. Si aún no te atreves a hacerlo, te contamos todo lo que puedes ganar al hacerlo.

Sin duda alguna, bañarte es una actividad satisfactoria y se vuelve mejor cuando lo haces en compañía de la persona a la que amas.

Te recomendamos:

Las 16 cosas que no deben tener en común (para que su amor perdure)

7 razones para dejar de ser amiga de tu ex

Probablemente lo has hecho y creas que estás complaciendo a tu pareja. Pero ten presente que lo genial de bañarte con él, es que tú también ganas y su relación mejora.

7 beneficios que obtienes al bañarte con tu pareja 😏

Advertisement

1. Ahorras agua.

Podría sonar a cliché, pero compartir una ducha con tu pareja ahorra agua.

En promedio, un hombre tarda 9 minutos en bañarse; una mujer toma 30 segundos más, de acuerdo a la Escuela en Ciencias del Agua de Estados Unidos.

Ahora imagínate si lo hacen al mismo tiempo.

2. Tienen mejor comunicación.

En la ducha, sólo están ustedes dos.

Este momento que comparten puede hacer que su relación sea todavía más estable y sana.

Algunas veces un cambio de ambiente es todo lo que necesitan para mejorar su forma de comunicarse.

3. Te fijas en los detalles.

¿Cuántas veces pones atención a tu espalda?

Si compartes el baño con tu pareja, es más probable que alguno de los dos note que algo anda mal en tu cuerpo.

No suena muy romántico, pero sí es muy práctico.

4. Mejoras tu sentido del humor.

La regadera es ese lugar en el que puedes ser divertida y ponerte a cantar a todo volumen tus placeres culposos. ¿Por qué no compartirlo con tu pareja?

Te aseguramos que los dos se divertirán entonando su canción favorita.

5. Aumenta la confianza.

Si lo que quieres es deshacerte de cualquier inseguridad que tienes con tu cuerpo, no hay mejor oportunidad que compartir una ducha con tu pareja.

Mientras más lo hagas, ten por seguro que menos te preocupará la forma en que luces.

6. Disminuyes el estrés.

¿Cuánto tiempo al día verdaderamente estás con tu pareja? Desafortunadamente, la vida diaria nos obliga a hacer muchas actividades al mismo tiempo.

Nos estresamos por los pendientes y por no pasar tiempo de calidad con nuestro amor.

Al compartir el baño con tu pareja te ves obligada a estar presente en ese momento y puedes disfrutar sin sentirte culpable.

7. Aumentas el deseo

El verse desnudos bajo la ducha sin duda aumentará el deseo sexual. Piensa que este momento podría convertirse en el mejor juego previo para sus encuentros.

Piénsalo así: agua caliente, el olor de tu jabón favorito y la compañía de la persona que más amas. ¿Quién podría resistirse?

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement