advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

5 banderas verdes que TÚ necesitas poner en la relación

¡Toma nota!

Para una relación sana...

De un tiempo a la fecha se han vuelto muy popular los términos banderas verdes o banderas rojas para ver esas señales de lo que sí y lo que no en una relación.

Sin embargo, no es taaaaan sencillo… Llevar al extremo los ejemplos o verlos fuera del contexto es un arma de doble filo.

Te puede interesar

3 cosas a las que sí renuncia una mujer inteligente

5 señales que ya son adictos a las reconciliaciones en la cama

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

Sí, está bien padre andar identificando banderas rojas o verdes, pero, más allá de lo que el otro hace o no hace, ahora queremos enfocarnos en esas banderas verdes que nosotros debemos ofrecer en la relación.

Advertisement

5 banderas verdes que TÚ necesitas poner en la relación

Toma nota y recuerda que, en una relación de pareja es igual de importante lo que recibimos que lo que damos al otro.

1. Quieres compañía, no la buscas ni la necesitas.

Entiendes que tener una pareja no es por necesidad o evasión de la soledad, sino porque es un aspecto más de tu vida que es importante.

2. Quieres compartir lo que tú eres.

Es decir, no buscas aprobación o validación en el otro. Quieres la compañía porque eres una persona que se conoce y que decide compartir lo que es para sumarle más a su vida.

Así que si no te llega un cumplido a diario, estás bien. Sabes todo lo que eres y lo que vales.

banderas-verdes-relacion-pareja-armonia-paz

Unsplash&/Allyssa Sayers

3. Das libertad.

No estás con alguien para tenerlo checado todo el tiempo o haciendo lo que a ti te satisface.

Le das al otro la libertad de ser él mismo, y al conocerlo, vas decidiendo si es algo que es compatible contigo o quizá, sea momento de platicar para llegar a un acuerdo.

4. Conoces tus límites y los pones de forma asertiva.

Es decir, tú ya sabes lo que quieres y lo que no, has vivido tantas experiencias que tienes muy claro lo que es negociable y lo que no podrás permitir.

En esa claridad, encuentras los límites que tu pareja no debería de pasar, así que se los comunicas sin hacerlo sentir culpable o como advertencia.

Lo expresas de forma asertiva.

5. No esperas que tu pareja te haga feliz.

Una de las trampas del amor romántico es pensar que nuestra pareja «nos va a hacer felices», pero una de las banderas verdes que debemos ofrecer es asumir nuestra responsabilidad de hacernos felices a nosotras mismas.

La pareja no tiene la responsabilidad de hacernos felices, es quien nos acompaña desde su propio carril en nuestra construcción de la plenitud.

Todo lo anterior surge del autoconocimiento, de las experiencias y de la consciencia, aprendizaje y amor propio que vamos ganando con el día a día.

Recuerda, tu relación de pareja debe darte paz, no angustia y así como tú lo ofreces, deben dártelo.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement