advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

¿El calor te pone de malas? Te explicamos por qué ocurre

¡No soy enojona, sólo estoy acalorada!

¡No soy enojona, sólo estoy acalorada!

¡No soy enojona, sólo estoy acalorada! Si el calor te pone de malas, queremos contarte por qué ocurre, no es algo raro, en realidad hay una explicación científica.

Te puede interesar

Señales de que eres la amiga que no saldrá de la friendzone

Señales de que tú no eres buena para él

Advertisement

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) tiene un serio compromiso con la ciencia y por eso, aprovecha sus canales para dar a conocer la ciencia detrás de hechos y fenómenos que pueden ser, incluso, cotidianos, como muestra, la explicación de por qué el calor nos pone de malas.

Y es que cómo negarlo, no es lo mismo el calor de las vacaciones a el calor en el tránsito, mientras vas a hacer la compra de la despensa o a recoger los niños a la escuela, incluso, en la casa, el calor también abruma.

¿Por qué el calor nos pone de malas?

La UNAM explica que la irritabilidad por el calor es normal debido a que afecta la producción de las hormonas de la felicidad.

El calor aumenta nuestra temperatura y nuestra presión sanguínea, al darse cuenta de esto, el cerebro, canaliza su atención en normalizarlas y deja en segundo plano la producción de neurotransmisores que regulan las emociones, como la serotonina, lo que hace que estemos más a la defensiva y de mal humor.

«Cuando tenemos calor, en particular si es incómodo y no hay una forma sencilla de aliviarlo, el estado de ánimo se caldea —literalmente se calienta— y nos ponemos irritables, lo que favorece la violencia y la agresión física», explica la UNAM en su sitio web.

Un factor que es determinante es el cambio climático, ya que está generando temperaturas y lluvias extremas, «está claro que en México el calor de primavera y verano tiene un serio impacto en el deterioro de la salud mental de nuestra población».

Ahora ya lo sabes, ¡es real! El calor sí te pone de mal humor, sin embargo, necesitamos recordarte algo, es muy válido todo lo que sientes, tus emociones y sentimientos son válidos, pero eso no te da motivos para ser cruel o grosero.

Es válido lo que sientes, pero es tu responsabilidad el cómo lo comunicas o si decides callarlo.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, TwitterInstagram y TikTok.

Advertisement
Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement