advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Comer pasta reduce el estrés y mejora el sueño (según estudio)

¡A disfrutarla sin culpas!

Además de deliciosa es saludable

Muchas personas están convencidas que comer pasta no es nada saludable, que te engorda y que no es nada nutritiva para tu organismo.

Sin embargo, gracias a su versatilidad y sencillez en la cocina, este típico plato italiano se ha convertido en una de las opciones más socorridas y deliciosas en el mundo.

Te recomendamos:

Las señales que te avisan que tu pareja te será infiel tarde o temprano

Las frases que usa un hombre cuando ha dejado de amarte

Aunque su imagen se ha visto manchada por las diversas versiones que nos encanta hacer de la pasta, un estudio asegura que comer pasta es saludable.

Comer pasta tiene grandes beneficios para tu salud…

Amantes de la pasta, ¡alégrense!, la ciencia está de nuestro lado y nos dice porque sí debemos comer pasta sin sentirnos culpable.

Un estudio presentado por la Sociedad Británica de Obesidad afirma que los comedores de pasta son generalmente más saludables que aquellos que no la comen en absoluto.

La encuesta hecha recopiló información de varias investigaciones realizadas entre 2001 y 2012.

El resultad: los amantes de la pasta consumen menos grasas saturadas y azúcares añadidas.

La nutricionista Diane Welland lo confirma:

“El estudio muestra que aquellos que comen pasta tienen una dieta más equilibrada que aquellos que no comen pasta.

Ayudan a alcanzar la saciedad rápidamente y ayudan a asimilar mejor las frutas, verduras, carnes magras y pescado”.

Un plato de pasta completo te permite cubrir hasta el 20% de los requerimientos diarios de fibra.

via GIPHY

Por esto los italianos aman comer pasta…

En promedio, los italianos consumen 450g de pasta (por persona) a la semana. Esto puede parecer demasiado, pero es delicioso y nutritivo al mismo tiempo

Y el IMC promedio de los italianos no es en absoluto más alto que el de los habitantes de otros países de Europa.

A diferencia de su mala reputación, la pasta no es en absoluto una bomba calórica. Con un índice glucémico bajo, solo proporciona 180 calorías por cada 100 gramos.

Al disfrutarla podemos sentir la delicia de sus sabores, lo cual provoca que nos sintamos relajamos y felices, es decir, no hay estrés en ese momento.

Incluso, puede provocar que nuestro sueño sea más placentero y descansemos sin despertarnos en la noche.

Debes comer pasta al dente…

Aunque pueda parecer un truco sin sentido, lo cierto es que hacer la pasta al dente, aporta al plato una consistencia más dura y resistente.

Esto obliga al comensal a dedicar más tiempo a masticarla, el sistema digestivo también necesita esforzarse más en asimilarla y, por tanto, la sensación de saciedad que el estómago experimenta es también más intensa.

Este proceso implica más energía y un menor índice glucémico, lo que retrasa la aparición del hambre durante algunas horas.

Además, tiene mucho magnesio, vitamina B y proteína y menos de un gramo de grasa.

De hecho, si la pasta tiene mala reputación, se debe a todo lo que le ponemos: salsa, queso, mantequilla y eso ya por nuestra culpa.

La pasta está realmente llena de virtudes. Comenzando con su alto contenido de azúcares lentos, que deben constituir el 55% de una dieta equilibrada.

Eso sí, esta revelación no significa que a partir de ahora debamos alimentarnos exclusivamente de macarrones o espaguetis.

Tal y como aconsejan los expertos, lo importante es saber comer pasta dentro de un patrón dietético saludable. 

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.