advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Caminas en tu evolución: 5 señales de que tu progreso está sucediendo

Superarse cuesta, lleva tiempo y duele, pero vale la pena

Con amor a ti

Si llevas tiempo esforzándote y cuidando de ti, quizá ya estás disfrutando de tu progreso y aún no te das cuenta. Abre los ojos, reconócete, ya caminas en tu evolución: 5 señales de que tu progreso está sucediendo.

Te puede interesar

7 cosas que confirman que tu novio se acostó con otra mujer

5 tips para levantar algo más que su deseo

¡Échale un ojo al Facebook de Hey Hey Hello! 😉

¿Hay forma de medir tu progreso?

Si hablamos, por ejemplo, de los entrenamientos de gimnasio, puede ser que sea cuestión de disciplina y tiempo para poder empezar a apreciarlo, sin embargo, en otras áreas de la vida, medir el progreso puede ser complejo.

Advertisement

Así que primero, necesitas aterrizar el aspecto de tu vida en el que quieres apreciar tu progreso.

Sin embargo, lo que es una realidad es que sea cual sea el progreso que quieres encontrar, se refleja en cómo te sientes en tu vida cotidiana y ahí es donde nos vamos a enfocar.

Señales de que tu progreso está sucediendo

Esto es lo que está ocurriendo en tu vida si tu progreso está sucediendo.
1. No te comparas con otras personas.
Estás consciente de que tu crecimiento se mide con tus versiones pasadas, no con el de otras personas.
2. Apoyas a quien está haciendo su mejor esfuerzo.
Lejos de menospreciar el talento, esfuerzo y dedicación de otros, estás dispuesta a apoyarlos pues sabes lo duro que es el camino.
3. Duermes con tranquilidad.
Puedes descansar tranquilamente, no sólo porque estás cansada de todo tu empeño del día, sino porque estás en paz con tu propia dedicación.
4. Buscas momentos de ocio.
Es decir, sabes que no todo es trabajo o planeación, te das tus tiempos para hacer actividades lúdicas que puedan despejar tu mente y darte bienestar.
5. Aplicas el autocuidado.
Es decir, te escuchas y distingues tus necesidades, acudes al médico cuando algo te está restando salud, sabes decir que no, te comprometes con lo que alimenta tu motivación y descartas lo que te resta energía…

Conoce más del autocuidado aquí.

¿Y la terapia?

Claro, parte del progreso se puede reflejar en un proceso terapéutico si es que lo tienes. ¡Ah! Recuerda, el dinero no es el medidor del progreso, puede ser una consecuencia, pero no lo garantiza.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Advertisement