Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

En 7 pasos: el ritual de belleza coreano para una piel perfecta

¡Te contamos cómo hacerlo!

¡Te contamos cómo hacerlo!

Las mujeres coreanas tienen una piel envidiable, que además de luminosa y suave, parece gritar ¡estoy saludable!

El secreto, por supuesto, está en su ritual que siguen para su cuidado, y que implica una superposición metódica de productos para la piel.

En Hey Hey Hello estuvimos investigando sus técnicas, y decidimos compartirla contigo en 7 pasos:

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

12 razones por las que no debes correr tras un hombre que no te quiere

“El verdadero amor se siente como algo sencillo” (esa es la mejor guía)

PASO 1: el desmaquillante.

Incluso si no usaste maquillaje en el día debes aplicarlo en la piel de tu rostro; ya que los cambios de temperatura, la polución y los rayos del sol, también lo afectan.

Ahora bien, si bien hay muchos productos para desmaquillarte (leche, agua micelar o bifásico); las mujeres coreanas usan aceites.

Y es que, al contrario de lo dice el sentido común, el aceite no engrasa la piel, sino que elimina todas las partículas de suciedad en el rostro.

Este hay que aplicarlo en el rostro, cuello y en el escote; acompañado de masajes circulares y suaves.

PASO 2: limpieza.

Consiste en realizar una limpieza profunda con ayuda de un jabón suave pero que sea acorde con tu tipo de piel.

Uno de los trucos de las coreanas es justamente realizar una limpieza doble; es decir, desmaquillante y luego este jabón.

Además, muchas coreanas también usan una esponja konjac.

Konjac es un tubérculo de textura esponjosa que se usa para exfoliar y limpiar con suavidad la piel del rostro. Eso sí, por lo general, la usas sin agregarle ningún producto, sólo humedeciéndola.

PASO 3: la loción.

En este paso se usa un tónico que se encargará de tonificar la piel y cerrar los poros.

Coloca un poco del producto en un algodón, y luego aplica con pequeños golpecitos en tu rostro, sin frotar

PASO 4: el sérum.

Este paso es súper importante, pues cuida las capas más profundas de la piel.

Hay varias opciones de acuerdo a tu bolsillo y necesidades: antiarrugas, reparadores o antimanchas.

Recuerdo que unas pocas gotas es más que suficiente. Aplica en el rostro, el cuello y el escote.

PASO 5: el contorno de ojos.

Esta zona es importante comenzar a cuidar después de los 30 años de edad, pues es allí donde se comienzan a originar las patas de gallo y las bolsas que te dan un aspecto de cansada.

Cuando apliques esta crema hazlo con mucho cuidado y recuerda que una pequeña porción será más que suficiente.

PASO 6: crema del día o noche.

Debes elegir en función a tu tipo de piel, y sin abusar de la cantidad. No te olvides que la dermis sólo puede absorber una cantidad limitada, y que colocar más es sólo perder el producto.

PASO 7: bálsamo de labios.

El paso final consiste en hidratar la boca.

Una recomendación sería hacer una pequeña exfoliación en los labios con un cepillo de dientes, y luego aplicar el producto.

Cuéntanos ¿te animas a probar la técnica coreana?

¡Síguenos en Facebook!