Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Lucie, la mujer que en su periodo tenía ideas suicidas

Nuestro cuerpo es muy complejo...

¡Qué historia!

El caso de Lucie es una pequeña muestra del papel que tienen las hormonas en nuestro cuerpo durante el periodo menstrual.

Te recomendamos

-Esto es lo que pasa cuando encuentras el amor después de una relación tóxica

-7 películas en Netflix que te calentarán incómodamente

Lucie, de Reino Unido, tuvo una infancia feliz, pero a los 13 años, con la llegada de la menstruación, las cosas cambiaron.

La menstruación trajo consigo depresión, ansiedad, ataques de pánico, cambios de humor extremos además de momentos en los que se lastimó así misma.

Tal fue el grado del desequilibrio que a los 14 años fue internada en un hospital de salud mental.

A los 16 años, quedó embarazada de su primer hijo, hecho que la hizo sentir mentalmente bien, nunca se imaginaría que la ausencia de su regla era el motivo.

Después de dar a luz con el regreso del sangrado mensual, se volvieron a afectar sus emociones, su estado mental volvió a enturbiarse.

A los 23 años, esperando a su segundo bebé, se dio cuenta de que nuevamente durante el embarazo se sentía mejor que nunca.

Todo volvió a repetirse, poco antes de que se presentara el periodo, los pensamientos suicidas se volvían a presentar.

Los síntomas, que incluían dolor articular, muscular; hipersensibilidad a sonidos, olores, tacto y fatiga extrema, desaparecían durante el embarazo pero una vez que se normalizaba el periodo menstrual, el panorama desalentador regresaba, lo que la llevó a abandonar la escuela.

Tiempo después, su marido le hizo ver que antes de su periodo el debía permanecer en total silencio para no provocarla y fue entonces cuando ella pensó que podía haber relación entre sus malestares físicos y emocionales con la menstruación.

¡Tenía razón!

Después de ver a médicos, fue diagnosticada con Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM), que es una forma grave de síndrome premenstrual.

¿Qué es el TDPM?

Es una afectación física que presenta sus síntomas 1 o 2 semanas antes del sangrado, además de molestias físicas intensas, se manifiestan emociones negativas profundas que en algunas pacientes llegan a ser deseos suicidas.

Es decir, los clásicos síntomas del síndrome premenstrual se intensifican llevando a la mujer a vivir episodios discapacitantes.

Esta afección se presenta del 5 al 10% de las mujeres que menstrúan. Puede ser tratable y en algunos casos, la histerectomía, extirpación del útero y ovarios, suele ser la última opción para erradicarla. A Lucie se la realizaron a los 28 años.

Lucie no era bipolar, sólo fueron las hormonas en niveles y cambios brutales las que la hacían padecer emociones seriamente negativas.

Gracias a la histerectomía la vida de Lucie y de toda su familia es normal.

¡Estamos en Facebook!