Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

La importancia de la lubricación para aumentar el placer

Tu pareja agradecerá que fluyas como un río...

Toma nota

Cuando tenemos relaciones sexuales es muy importante estar lubricadas pues eso nos ayudará a tener intimidad de forma placentera.

Te recomendamos

-7 tipos de besos que debe darte si está loco por ti

-Tenía miedo pero descubrí que él me amaba realmente

La humedad en nuestra zona íntima es parte de una vida sexual saludable y existen factores que pueden aminorar el placer sexual.

La humedad en nuestra zona íntima aumenta a medida de la excitación que tenemos, por eso es importante que nuestra pareja nos cautive en todos los sentidos.

A mayor humedad, mayor placer y no sólo para ti, tu pareja lo agradecerá.

¿Qué es lo que provoca esta sequedad?

Estas son las causas que pueden provocarla:

1. Poca o nula excitación sexual.

Si no estamos bien estimuladas durante el acto sexual, corremos el riesgo de tener relaciones de forma dolorosa pero más allá del dolor que genera la fricción en la zona íntima, es una muestra de que no estamos conectadas física, emocional y sexualmente en el acto.

La humedad en nuestra zona íntima aumenta a medida de la excitación que tenemos, por eso es importante que nuestra pareja nos cautive en todos los sentidos.

2. Estrés.

Tu cuerpo es un reflejo de tus pensamientos, si tratas de estar con tu pareja pero estás pensando en tu pago pendiente o en la riña con tu hermana, no estarás lo suficientemente dispuesta.

3. Niveles bajos de estrógenos.

Los cambios hormonales que impliquen bajos niveles de estrógenos dificultarán la lubricación vaginal.

Es lo que pasa, por ejemplo, después del parto, en el periodo de lactancia o durante la menopausia.

4. Productos íntimos.

Algunos productos de higiene íntima pueden ocasionar sequedad.

Recuerda que el cuerpo humano es sabio y tu zona íntima tiene todo para limpiarse ella solita, procúrala con agua para asearla y no necesitas más.

5. Algunos medicamentos.

Los antihistamínicos pueden tener la reacción secundaria de disminuir la lubricación.

Así que si quieres disfrutar de una deliciosa intimidad, ayuda a tu zona íntima:

-Toma agua.
-Evita materiales sintéticos en tu ropa interior.
-Procura la respiración vaginal.
-Relájate.
-Realiza el “calentamiento” suficiente con tu pareja.

¿Ya nos sigues en Facebook?