Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Este es el mayor riesgo que enfrentas cuando usas tampones

¡Úsalo como es correcto!

¡Úsalo como es correcto!

Hay que comenzar por la verdad, los tampones son muchísimos más cómodos que las toallas sanitarias…

¡O al menos para las mujeres que los usamos con frecuencia!

-10 señales de que él quiere ir muy rápido en la relación

-Lo que puede ocurrir con el semen en la vagina

Es que no sienten, dejas de lado las preocupaciones con respecto a si manchas o no tu ropa, además gracias a ellos no tienes que posponer el tan esperado viaje a la playa con tu pareja, entre muchas otras cosas.

Y si bien, en principio, aprender a usarlos puede ser un dolor de cabeza; cuando sabemos manipularlos ¡no quieres cambiar por toallas nunca más!

Pero, además de sus múltiples beneficios de usos, también hay riesgos que debes enfrentar al preferir este método, y te los contamos:

1. La enfermedad SST (Síndrome del Shock Tóxico)

Es una enfermedad poco frecuente, pero muy grave, y es provocada por unas toxinas producidas por la bacteria Staphylococcus Aureus, que por lo general se encuentra en la nariz y en la vagina.

Ahora bien, la SST se puede originar cuando el tampón permanece por mucho tiempo en la vagina, y crea un ambiente perfecto para que se reproduzcan diferentes tipos de bacterias.

Por eso, lo ideal es cambiarlo cada 4-8 horas, y lavar tus manos antes de manipularlo.

via GIPHY

2. Molestias

Pueden ocurrir al principio y hasta que te acostumbras a usarlos de manera correcta.

Lo ideal es que para quitarlo, tires del hilo de manera firme y tratando de estar relajada y tranquila.

3. Que olvides dejar por fuera el hilo

Recuerda que el hilo hay que dejarlo siempre fuera de la vagina para evitar que tampón se pierda dentro de la vagina.

Ahora bien, si eso ocurre, no te desesperes e intenta sacarlo con tu dedo, ¡eso sí! con muchísima suavidad y paciencia.

En el caso de fracasar, lo mejor será que consultes con tu ginecólogo para solucionar el problema.

via GIPHY

4. Olvidar que tienes puesto el tampón…

¡Y colocar otro! Lo más grave de esta situación es que la sangre acumulada del tampón puede causar infecciones si se mantienen mucho tiempo dentro de la vagina.

5. Que no puedas insertarlo

Podría ser que tu himen no permita hacerlo y, sin duda, debes consultar a tu médico antes de intentar cualquier maniobra.

En algunos casos, se utiliza lubricante vaginal para que el tampón pueda desplazarse con mayor facilidad.

via GIPHY

¡Cuéntanos qué prefieres usar en tus días: toallas o tampones!

¡Estamos en Facebook!