Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Artritis VS artrosis: tratamientos

Información que cura

Diferencias importantes

La artritis y la artrosis comparten varios síntomas y varias personas podrían confundirlas, pero son cosas distintas.

Te recomendamos – Oprah podría ser la nueva presidenta de los Estados Unidos

Ambas enfermedades afectan a las articulaciones y comparten varios síntomas como dolor, rigidez e hinchazón, pero hasta ahí llegan sus similitudes. Expliquemos sus diferencias basadas en la OMS y la NHS (Reino Unido):

1. Artritis

-Cerca de 50 millones de adultos y casi 300,000 niños la padecen an alguno de sus tipos (hay más de 100, entre las cuales destacan la reumatoide y la psoriásica). Hay algunos tipo que sí pueden curarse.

-Ataca la membrana sinovial.

-La inflamación es su principal síntoma.

-Se puede dar a cualquier edad, pero es más común entre los veinte y cuarenta años.

-Tiene diversas causas, como enfermedades inmunológicas, infecciosas, traumatismos, estrés, tabaquismo…

-El dolor en la articulación puede presentar otros síntomas como fiebre, cansancio, malestar, falta de apetito y pérdida de peso.

-Hay mucha rigidez en la zona afectada y el estar en reposo aumenta el dolor.

 

2. Artrosis

-La padece 28% de la población mundial arriba de sesenta y para cerca de 80% de éstos supone un límite a sus habilidades motoras. Afecta principalmente a las personas entre cuarenta y sesenta, pero puede llegar a presentarse en más jóvenes.

-Su incidencia va en aumento y para 2020 se cree que será la cuarta causa de discapacidad.

-El dolor se presenta principalmente en cuello, cadera, manos, rodillas y dedo gordo del pie.

-Es una enfermedad crónica autoinmune que consiste en el desgaste progresivo de las articulaciones.

-Es incurable porque es degenerativa, aparece con el envejecimiento.

-Ataca al cartílago.

-Su principal síntoma es la rigidez.

-El dolor empeora con la movilidad.

 

 3. Tratamientos

-Algunos tratamientos para aliviar la incidencia de la artrosis consisten en fisioterapia, farmacología y una dieta más equilibrada que reduzca o evite el sobrepeso para no cargar la articulación.

-La artritis reumatoide se puede tratar con antiinflamatorios y la crónica necesita tratamientos biológicos con células vivientes.

 

¡Danos Like en Facebook!

Te recomendamos:

Así logré comenzar el año con una vida sana y feliz

Esto es lo que puedes hacer para mantener la calma y controlar el estrés