Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Cereales y leguminosas: una alianza perfecta

Serán tus aliados

¡Inclúyelas!

En el Plato del Bien Comer, norma oficial mexicana para tener una alimentación equilibrada, variada, completa, inocua y suficiente, junto con los cereales están las leguminosas. ¿La razón? aquí te la contaremos!

Los cereales los reconocemos más fácilmente porque los consumimos todos los días: el trigo, la avena, el arroz, el amaranto y la cebada, por poner algunos ejemplos. En cambio, a las leguminosas también las conocemos bien, pero raramente las llamamos de esa forma: son los frijoles, lentejas, habas, garbanzos, alubias y soya.

Por qué consumir cereales y leguminosas juntos

Entre ambos vegetales se complementa la nutrición humana, según el Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM: “los cereales son la mayor fuente de energía de la dieta y si son integrales, contienen fibra dietética. Al combinar los cereales con las leguminosas se mejora la calidad de la proteína vegetal”.

De esta manera, como explica la nutrióloga Raquel Pérez de León: “se obtiene proteína con todos los aminoácidos necesarios para el cuerpo humano”. Esto porque a los cereales les hace falta un aminoácido llamado lisina y a las leguminosas, uno llamado metionina.

Recomienda que las personas con dietas vegetarianas o de bajos recursos, que no puedan comprar carne, hagan estas combinaciones: arroz con frijoles; lentejas y amaranto o cebada con habas.

De esta manera, en su dieta estará recibiendo las porciones necesarias de proteínas para preservar la buena salud.

Visto en Mujer y Punto

¡Estamos en Facebook!

Te recomendamos

Tu Instagram puede reflejar si tienes depresión (según estudio)

Esta es la prenda que JLo usa para resaltar sus curvas