Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Guardar secretos nos afecta físicamente

Entre más agobiante sea el secreto más nos pesa guardarlo.

Las mujeres tardamos aproximadamente 32 minutos en revelar un secreto.

Guardar un secreto no sólo representa un reto para nuestra salud mental, también tiene implicaciones fisiológicas en nuestro organismo.

Un estudio realizado por la Universidad de Tufts, en Massachusetts, encontró que las personas que saben algo fundamental de otra persona, como un hijo perdido o una preferencia sexual diferente, tienen más problemas para concentrarse en ciertas tareas.

via GIPHY

Para la investigación se pidió a diferentes personas que recordaran secretos “muy importantes” y secretos “irrelevantes”. Después se les pidió que hicieran cálculos matemáticos o que trataran de calcular distancias o alturas.

Las personas que guardaban secretos importantes percibían las distancias y las alturas más grandes de lo que en realidad eran, y mayores con relación a las personas que conocían secretos poco relevantes.

via GIPHY

Como parte del estudio se pidió a personas que habían sido infieles recientemente (sin haberlo confesado) que midieran la cantidad de esfuerzo que les tomaba realizar tareas ordinarias, como subir las escaleras o cargar las bolsas del súper.

Quienes guardan un secreto de este tipo sienten que el esfuerzo para realizarlas es mayor. Las personas que cargan con esto se sienten más pesadas en la vida, con menos energía, más cansadas.

Entre más agobiante sea el secreto y más necesidad tengamos de guardarlo, más se asemeja a una carga física, como si tuviéramos que cargar más peso del normal. Esto se traduce en una carga emocional que afecta el ánimo de las personas.

via GIPHY

Según el HuffingtonPost, las mujeres tardamos aproximadamente 32 minutos en revelar un secreto. 1 de cada 10 mujeres dijeron ser incapaces de guardarlo, y sentir la necesidad inmediata de contárselo a alguien que no esté relacionado con el asunto.

¿Ustedes pueden guardar un secreto?