Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

6 silenciosos síntomas de diabetes que podrían alertarte a tiempo

No los dejes pasar

Chécate

La diabetes es una enfermedad crónica cada vez más común en la población y que se caracteriza porque el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no regula la insulina que produce. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglicemia (aumento del azúcar en la sangre).

Te recomendamos

10 peinados fáciles y originales para tu cabello largo

Así tu cuerpo te revela que te estás enamorando

Ahora bien, cuando los niveles de azúcar en la sangre son más altos que lo normal, pero no lo suficiente como para calificar como diabetes, se utiliza popularmente el término “pre-diabetes”, siendo un camino muchas veces silencioso en que muchas personas que lo padecen no lo saben y en realidad están cimentando el camino hacia la diabetes. De hecho, según datos de la endocrinóloga norteamericana Ashita Gupta, 9 de cada 10 personas no saben que sufren esta condición. Aquí algunos síntomas de diabetes que podrían alertarte a tiempo.

6 silenciosos síntomas de diabetes a los que debes estar atenta

La especialista explicó a la revista de salud y bienestar Shape, que “Esto se debe a que es común que estas personas se sientan perfectamente normales y saludables, mientras la enfermedad va progresando”. Lo importante es que si te das cuenta a tiempo, esto se puede tratar y revertir ajustando la dieta y el estilo de vida, sólo si es que se detecta tempranamente. Aquí 6 síntomas silenciosos a los que debes poner atención.

1- Sed excesiva: este es uno de los principales y más comunes síntomas de diabetes, pues se produce en respuesta al excedente de azúcar en la sangre.

2- Aumento o pérdida de peso inexplicable y repetino: esto puede ocurrir porque tu cuerpo no es capaz de obtener los niveles de energía que necesita de la glucosa en la sangre y entonces comienza a quemar otras cosas y se produce una pérdida de peso. Al revés, cuando el cuerpo tiene resistencia a la insulina hará que ganes peso de forma repentina y que aumenten tus ganas de comer.

3- Visión borrosa: las alzas y caídas repentinas de los niveles de azúcar en la sangre pueden ir dañando la habilidad del ojo para enfocar, lo que lleva a una visión borrosa.

4- Áreas de la piel que se han oscurecido: cuando la piel del cuello, debajo de las axilas o los pliegues de los codos comienzan a oscurecerse y ponerse lisa o aterciopelada, es muy probable que sea por altos niveles de insulina.

5- Infecciones o heridas que cuesta que sanen: los altos niveles de azúcar en la sangre pueden retrasar la circulación y por ende la piel necesitará más tiempo para repararse. Además, promueve el crecimiento de bacterias, hongos e infecciones, sobre todo en la piel, vagina y tracto urinario.

6- Fatiga extrema: el cuerpo no es capaz de convertir de manera eficiente la glucosa en energía y esto te hará sentir fatiga y cansancio excesivo.

Visto en Mujer y Punto

¡Síguenos en Facebook!