Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

4 ocasiones en que intentaste bajar de peso y resultó en lo contrario

Evita estos 4 momentos y seguro que bajas

A todas nos ha pasado

Bajar de peso no es algo tan fácil como muchos suponen y menos si no tienes la información adecuada.

Te recomendamos – 5 consejos para evitar y resolver peleas con tu pareja

Muchas veces te dejas llevar por lo que te dicen tus amigas o la televisión, si ni siquiera revisar tu información. Los siguientes cinco momentos seguro te han ocurrido y no los debes de hacer más:

1. Cuando comiste menos

Hoy en día es muy común que la gente razone de esta manera: “si consumo menos calorías o como menos, indudablemente voy a bajar de peso.” Esto no podría estar más equivocado, lo recomendable para bajar de peso es consumir tus calorías necesarias, pero siempre y cuando provengan de alimentos saludables.

2. Cuando dormiste menos

Otro hábito muy común es pensar que al estar despierta más tiempo, tu cuerpo quema más calorías que si estuvieras durmiendo y por ende, bajas de peso. Pero no, ¡dormir menos provoca lo contrario! Dormir tus 6-8 horas diarias es lo mejor para mantenerse en un peso sano.

3. Cuando te distrajiste mientras comías

Otra moda que a muchas les pasa es ir a comer con muchas personas y distraerse en vez de concentrarse en su plato. Esto sólo provoca que no disfrutes tus alimentos y te quedes con hambre, provocando que después llegues a un atracón. Nadie dijo que ir a comer con tus amigas es malo, sólo tómate tu tiempo para concentrarte en tu platillo.

4. Cuando te pusiste a dieta

Las dietas son un arma de dos filos en las que casi siempre nos toca el lado dañino. Claro que existen dietas realizables y sanas, pero muchas veces nos ponemos dietas ridículas e imposibles de completar, lo que provoca que en lugar de bajar de peso, subamos.

Trata de evitar estos 4 momentos y seguro que lograrás bajar unos kilitos.

¡Danos Like en Facebook!

Te recomendamos:

Así logré comenzar el año con una vida sana y feliz

Esto es lo que puedes hacer para mantener la calma y controlar el estrés