Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Una simple aspirina es lo que necesitas para suavizar tus pies

¡Fácil y económico!

¡Fácil y económico!

La dureza en los pies aparece por casi todo: desde un día de mucho ajetreo, en el que tuvimos que caminar mucho; hasta por una pequeña molestia en el calzado.

Sin embargo, hay mujeres que son más sensibles en la zona de los pies, y justamente para ellas va destinado este sencillo truco casero.

¡Toma nota y relájate en casa!

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

“Me sentía celosa e insegura cuando miraba a otras mujeres…”

¿Cómo marcar tus abdominales sólo con la respiración?

Lo que necesitas.

4 aspirinas

Un limón

Una cucharada de agua

Una toalla o unos calcetines de lana viejos

Una piedra pómez.

¿Qué hacer?

1. Tritura la aspirina con ayuda de un tenedor.

2. Exprime un limón.

3. Mezcla la aspirina con el zumo de limón y opten una mezcla en forma de pasta.

4. Aplica esta mezcla sobre la dureza de los pies, cubre los pies con una toalla o con unos calcetines.

5. Espera entre 15 o 20 minutos.

6. Luego lava con abundante agua y pasa la piedra pómez por las zonas con problemas.

7. Finalmente, seco los pies con cuidado para evitar la humedad y la posterior aparición de hongos.

8. Realiza esta receta una vez por semana durante un mez, si deseas ver los resultados.

Esta receta siempre funciona, y además de dejar los pies suaves, elimina las células muertas.