Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Lo que debes saber antes de elegir un protector solar

¡Trata tu cuerpo con amor y bondad!

¡Trata tu cuerpo con amor y bondad!

Si hay un producto de belleza y de cuidado personal que es imprescindible para las mujeres ese es el protector solar.

-11 tendencias de cabello que reinarán en el 2018

-Trabajadora sexual con más de 10,000 clientes nos revela lo que quieren los hombres

Ya lo hemos leído y escuchado en todas partes: ¡No podemos salir de la casa sin antes aplicarnos esta cremita en la cara!

Incluso, dentro de la comodidad del hogar o de la oficina, lo debemos usar y retocar su aplicación por lo menos una vez al día. Además, debemos poner la cantidad justa y hacerlo unos 10 minutos antes de salir de casa.

Pero, además de todo esto, qué debemos leer en la etiqueta antes de adquirir uno nuevo. Si tienes dudas, te compartimos toda la información a continuación:

1. Tiene que contrarrestar tanto los rayos UVA como los UVB

Mientras las siglas UVA se refiere a la radiación ultravioleta A; el UVB es la radiación ultravioleta B.

La primera es la más corta y la que más daño le hace a la piel, pues penetra más profundamente en la dermis y provoca cambios celulares. La segunda sólo afecta la parte más superficial de la piel y es la responsable de las quemaduras, enrojecimientos, ampollas y ardor.

Lo ideal es que el producto que compremos pueda contrarrestar estos 2 tipos de radiaciones.

via GIPHY

2. Mientras mayor es el FPS, mayor es la protección

Las siglas FPS indican el factor de protección solar y el más potente que consigues en el mercado es el de FPS 50.

Sin embargo, antes de elegir el que te conviene debes considerar: tu color de piel, el grosor, el tiempo de exposición al sol y la cantidad de radiación que existe donde te encuentres.

Sobre esto último, debes recordar que en superficies como la arena, concreto o el agua se refleja hasta un 50% la luz solar, y aunque te quedes en la sombra en lugares como la playa, estarás recibiendo una alta radiación solar.

Eso sí, elige siempre uno mayor de 15 FPS.

3. Si no lo usas de la manera indicada, así sea FPS 50 ¡no funciona!

Recuerda colocarlo 2 veces al día como parte de tu rutina normal; pero si estas en lugares más expuestos al sol,como en la playa, debes aplicarlo cada 2 horas.

Además, debes colocarlo como 10 minutos antes de exponerte al sol, y distribuirlo de forma pareja, sin olvidarte de las orejas, el cuello y el dorso de las manos.

via GIPHY


4. ¿De aerosol o en crema?

Como todo en la vida, cada opción tiene sus ventajas y desventajas.

Por ejemplo, entre las desventajas de usar aerosoles se dice que se evaporan más rápido que las cremas, por lo que pierde efectividad en pocas horas.

Pero por otro lado, su aplicación es más sencilla, más rápida y mejor tolerada. Esto contribuye a que accedamos a retocarlo con mayor frecuencia.


¡Cuéntanos qué tomas en cuenta al adquirir un protector solar!

¿Nos sigues en Facebook?