Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

5 cosas que debes considerar al comprar un vestido de novia

¡Disfruta la etapa de preparativos!

¡Disfruta la etapa de preparativos!

Si hay una cosa que es sumamente importante en una boda; sin duda, eso es el vestido de novia.

Una prenda que usaremos una sola vez en la vida, pero que deberá ser súper especial pues permanecerá como un importante recuerdo por el resto de nuestra vida.

Entonces, si estas preparado tu boda o estás ayudando a una amiga a elegir su vestido, te compartimos 5 errores que debes evitar:

¡Checa y disfruta todo este preparativo!

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

12 razones por las que no debes correr tras un hombre que no te quiere

“El verdadero amor se siente como algo sencillo” (esa es la mejor guía)

1. No tomar tu tiempo para elegirlo.

No elijas o te quedes con el primero que te guste o te parezca lindo.

Al igual como seleccionaste a tu prometido, elegir el vestido lleva algo de tiempo: debes verlo varias veces, probártelo, compararlo, cambiar algunas cosas, arreglarlo, pedir la opinión de tus amigas, etc.

2. Probarte el vestido y No ir arreglada.

Si estás desvelada, hinchada y de mal humor… ¡olvídate! ningún vestido te quedará bien.

Entonces, cuando vayas a medirte prendas, intenta no solo ir con la mejor actitud y relajada; sino también algo arreglada.

Es decir, un poco de maquillaje, pero que se vea natural; el cabello arreglado y no olvides tus zapatos altos.

3. No ser selectiva.

Si estás cansada, será mejor que cambies de plan y te dediques a hacer otra cosa.

Nunca debes pensar que te casarás “con el que sea”; recuerda es un momento importante en donde tienes que verte y sentirte feliz.

4. Darle demasiado poder a tu mamá, amigas o hermanas.

Está bien escuchar las opiniones de las personas que te quieren; pero tú debes priorizar tu criterio, gusto y comodidad.

¡Es tu boda!

5. Realizar una compra de incentivo.

Está bien que tengas un plan para rebajar unos cuantos kilos, pero no por eso vas a comprar un vestido que se adapte a esa meta.

En realidad debes evitar comprar un vestido que se adapte a la forma y medida que tendrá tu cuerpo cuando se celebre el matrimonio.

Lo ideal es que te plantees metas reales, que puedes alcanzar y que no alteren demasiado el vestido.

Cuéntanos ¿qué más agregarías a esta lista?

¡Síguenos en Facebook!