Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Cómo concentrarte cuando trabajas desde casa

¡La productividad no está limitada por el espacio!

¡La productividad no está limitada por el espacio!

Trabajar desde casa no siempre es una buena idea.

Te recomendamos

-Dicen que el luto debe ser la mitad de lo que duró la relación, PERO…

-Esto se convertirá en tu mejor snack: galletas veganas ¡sin harina!

Podemos ser más vulnerables a la distracción y a caer en hábitos que por lo general ponemos en práctica los días de descanso.

Por ejemplo, invertimos más tiempo en desayunar, en contestar llamadas, en hacer un breve descanso para tomar una siesta, o salir al supermercado por algunas necesidades de último momento, y bueno… atender esas cosas que son prioridades en nuestro hogar.

Pero ¿cómo rendir el tiempo cuando estamos en pijama desde la casa?

Los expertos nos dan algunos consejos, y nosotras lo compartimos contigo:

1. Toma pequeños descansos

Cuando notes que tu cerebro ya no da más, toma pequeños descansos para aclarar tu mente y refrescar tus ideas. Lo ideal es que te pongas en movimiento, ya sea que te levantes de tu lugar de trabajo, te comas algo rico o incluso decidas hacer una pequeña siesta si sientes que ya no puedes mantener tus ojos abiertos por más tiempo.

via GIPHY

2. Ordena el espacio de trabajo

La idea es que el lugar de trabajo no sólo sea cómodo, sino que esté limpio y reproduzca de cierta forma tu oficina. Es decir, que encuentres con sólo extender la mano todo lo que necesitas: tu libreta de anotaciones, el agua para cuando tengas sed, el teléfono por si necesitas consultar una duda … tal y como lo harías en tu escritorio.

3. Cambia de lugar

Si son varios días de home office, puedes optar por cambiar de lugar para que te des ánimo y encuentres más motivación. Por ejemplo, una cafetería cerca de tu casa con wifi siempre es una buena opción.

4. Haz una lista de tareas

Que lo primero que hagas al día sea organizar todos los pendientes que debes resolver en tu jornada. Jerarquizarlos por prioridad e ir tachándolos cuando hayas terminando cada uno.

Una buena idea es hacer primero las tareas más sencillas y luego dedicarte tiempo a las más complejas, de manera que no te sientas abrumada por la acumulación de pendientes.

5. Evita consultar las redes sociales

Establece horarios para revisar tu perfil de facebook, tu Whatssapp o incluso tu correo. La idea es que puedas sacar la mayor cantidad posible en las primeras horas de trabajo, donde por lo general estamos más concentradas.

via GIPHY

6. Presta atención a lo que te distrae

Identifica cuáles son las cosas que te distraen y cómo puedes evitar que eso altere tu productividad.

También es válido que notes si la falta de concentración se debe a una necesidad de tu organismo ¿tienes hambre, sueño, estás deprimida? Es importante saberlo para buscar soluciones.

¡Cuéntanos qué otras cosas haces cuando tienes que enfrentar un home office!

¡Estamos en Facebook!