Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Madres solas: qué significa ser una mujer extra fuerte

Comienza a creerte el cuento de que también eres una súper madre

Letras del corazón...

En el mundo hay muchas mujeres que son madres solteras e independiente de las razones del por qué se encuentran en este estado, sólo tengo una palabra que decirles: gracias porque ser mamá trae muchos cambios. Yo también pertenezco a ese grupo y me faltan palabras para rendirles homenaje porque son ellas las que luchan constantantemente por sus hijos. Sin esperar nada a cambio, logran superar todos los obstáculos que se presenten en sus vidas.

A medida que pasa el tiempo, ser parte de este conjunto de madres solteras me ha enseñado distintas cosas como por ejemplo los sacrificios que se hacen, la impresionante fuerza que se debe tener y el amor puro que tienen por sus hijos.

¿Qué significa ser madres solteras?

Después de pensarlo mucho tiempo, me di cuenta que ser madres solteras implica tener un sinfín de características que al final se traducen en estos 6 puntos: soledad, sacrificios, castigarse, fuerza, prioridades y dar lo mejor de uno. Al final sólo quieren hacerlos felices y eso es lo más importante.

Este es un tema que vivo día a día y me gustaría que todas las madres solteras puedan leer esta carta que tengo para ellas. Aunque muchas veces las cosas no hayan salido como uno lo espera, hay que estar tranquila porque se pondrá mejor con el tiempo. La paciencia y la fe deben ser las mejores aliadas porque aunque sientan que están a punto de tirar la toalla, deben seguir adelante. No por ustedes sino que por sus pequeños.

¿Cuántas veces han estado con sus hijos, pero al final del día se sienten solas? puede sonar muy extraño y hasta imposible, pero es la verdad. Juegan en las tardes con ellos, les enseñan cosas constantemente y siempre tienen que tener los ánimos para sacarles una que otra risa. Cuando llega el momento de dormir los acuestan y en ese minuto cuando tienen tiempo de paz y tranquilidad, llega la temida soledad: no hay un referente masculino que las acompañe.

No me mal entiendan porque no estoy diciendo que una necesite de un hombre para sentirse bien consigo misma, pero por lo menos a mi sí me ha afectado tener otro tipo de cariño que no sea el de mis hijas.

A veces necesito un abrazo o un oído que escuche mis penas y sé que tengo familia o amigas que pueden ayudarme, pero es distinto entregarle el corazón a alguien para que te acompañe. Intentando buscar una solución, llegué a la conclusión de que no está mal querer un poco de amor, pero si están en la misma situación que yo no hay que desesperarse. Si bien todavía no llega alguien a mi vida, sé que cuando estoy triste mis niñas me harán reír de una u otra forma. No es malo que haya soledad porque da la posibilidad de pensar en muchas cosas y así se puede aprender a entender los propios sentimientos. Somos seres humanos sensibles y por eso no debemos tirar la toalla, si todavía no hay nadie en nuestro lado, podemos afirmarnos de nuestros hijos. Eso significa ser madres solteras: si sentimos pena podemos masticarla de a poco. Hay que calmarse, respirar y aprovechar el cariño que nos dan los pequeños.

No es fácil y podemos estar muy cansadas, pero estamos acostumbradas a sacrificarnos por ellos. Damos todo lo que podemos y sin importar qué dejamos de lado, lo hacemos con los ojos cerrados: ya sean los estudios, trabajo o salidas nocturnas, nada es más importante que ellos. Está bien tomar decisiones pensando en nuestros hijos, pero todas las madres solteras deben entender que eso se debe hacer hasta cierto punto. No sé en qué minuto dejé de pensar en las cosas que yo quería hacer, dejé personas y sueños de lado pero no los he olvidado. Sacrifíquense por ellos, pero no olviden que ustedes también son importantes.

Las madres solteras son capaces de dejar todo de lado y por una razón muy simple: la poderosa fuerza interna que tienen. Por más agotadas que estén siempre habrá un poder que las impulsará hacia adelante y ese es el amor por los hijos.

Las prioridades cambian repentinamente cuando una es parte del grupo de las madres solteras porque entendemos cuánto significan ellos. Hacemos una lista en nuestras cabezas sobre qué debemos hacer y siempre son lo primero: no hay nada en el mundo que no haríamos por nuestros hijos. Podemos postergarnos constantemente una y otra vez si es necesario porque son los tesoros más valiosos.

Intentamos dar lo mejor de nosotras mismas para que ellos estén orgullosos de nosotras y por lo menos para mi es así. Podemos equivocarnos muchas veces y hasta tenemos que soportar caras enojadas si ellos no están felices, pero me encantaría que ustedes no se preocupen por eso. Quizás son muy pequeños para entender lo que hacemos por ellos, pero algún día cuando sean mayores comprenderán que también somos humanas. No hay que deprimirse nunca por eso porque estoy segura que por lo menos lo estás intentando y puede que no seamos las mejores madres del universo, pero por lo menos nos estamos esforzando.

Puede que muchas veces terminemos castigándonos a nosotras mismas porque no nos sentimos lo suficientemente buenas, pero eso debe parar. Tirarnos para abajo pensando en que somos débiles no servirá de nada porque siempre se puede salir adelante. Deja de pensar que no eres buena madre o que podrías ser mejor: mientras sepas que estás dando lo mejor de ti, es suficiente.

Comienza a creerte el cuento de que también eres una súper madre y terminarás siendo mejor de lo que esperabas. Nadie es perfecto y mucho menos yo, pero si hay algo que las madres solteras me han enseñado es que todo se puede. Por eso quiero agradecerle a todas las mujeres que están al pie de cañón por sus hijos porque entiendo por lo que están pasando. Nunca ha sido fácil y puede que hayan muchos momentos de tristeza, soledad o amargura, pero al final del día todo eso se elimina cuando vemos a nuestros pequeños a los ojos.

Gracias, gracias y gracias por dar lo mejor de ustedes porque eventualmente esos pequeños seres humanos que están criando, se convertirán en el futuro de nuestro mundo. Valor, fe y aguante son las armas que necesitan para seguir por el difícil camino de la crianza y si están al borde de tirar la toalla, sólo piensen en esto: ellos viven gracias a ustedes.

Visto en Mujer y Punto

¡Estamos en Facebook!

Te recomendamos

4 poderosas razones para NO invadir el espacio personal de tu pareja

¿Es este el nuevo romance de Hollywood? Ni te lo esperabas…