Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Lava los juguetes de tus hijos para que no sean focos de infección

Más vale prevenir

Tenlo presente

Aunque no debemos ser mamás trapitos o acostarnos con el gel antibacterial en nuestra mano, sí es necesario limpiar con regularidad los juguetes que ocupan nuestros hijos con regularidad.

Te recomendamos

-Así puedes saber que no tienes chance con él (por WhatsApp)

-Esto es lo que sucede cuando encuentras el verdadero amor (aunque aún no lo sepas)

Algunos juguetes tienen las instrucciones de lavado en el empaque, pero si no te fijaste o no recuerdas, te compartimos unas recomendaciones generales para desinfectarlos:

1. Peluches
Sí, puedes meterlos a la lavadora en el ciclo de lavado suave, pero si prefieres que sea en seco, lo que debes hacer es espolvorearlo con bicarbonato de sodio, incluso puedes guardarlo en una bolsa de plástico para que puedas espolvorearlo lo suficiente sin que se ensucie tu piso.

Una vez que el peluche esté cubierto de bicarbonato de sodio, cierra la bolsa y sacude enérgicamente. Después, espera 24 horas con la bolsa abierta, cuida de que no se quede a la mano de tus hijos, aspira el muñeco y listo.

Los peluches suelen acumular polvo y ácaros, por lo cual, se recomienda lavarlos una vez a la semana y sacudirlos 2 veces a la semana en un espacio ventilado lejos de los niños.

2. Juguetes de plástico
Son más fáciles de lavar pues basta preparar una mezcla para limpiarlos, puede ser que por cada litro de agua le agregues dos gotas de cloro o por cada 750 ml de agua, agregues 250 ml de vinagre. Nunca juntes el cloro con el vinagre pues ambas sustancias juntas sueltan gases tóxicos. Si

Humedece lo suficiente un trapo con la mezcla para limpiarlos bien o si deseas, sumérgelos por 5 minutos y déjalos escurrir en un ambiente ventilado. Si se requiere ayúdate con un cepillo de dientes para tallar zonas difíciles.

Estos juguetes recomiendan ser lavados cada 15 días, en caso de que los juguetes se compartan con otros niños deben de lavarse de forma semanal.

3. Juguetes de la ducha
Para estos juguetes, puedes ocupar la mezcla del punto anterior pero asegúrate de que sequen bien, utiliza un trapo seco o ponlos al sol.

Debido a la humedad a la que se exponen, debes asegurarte de limpiarlos y secarlos después de la hora del baño, pues la humedad puede provocar la aparición de hongos.

Ahora, sí, listas para seguir jugando y disfrutando de la salud de nuestros hijos.

¡Estamos en Facebook!