Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Esto es lo que debes hacer cuando él no te escribe ni te llama (expertos)

¡Sigue este tips!

¡Sigue este tips!

Es muy probable que en algún momento de tu vida hayas pasado o estés pasando por una situación similar:

“Sales con alguien que te gusta mucho, la pasan increíble, te sientes algo enganchada, pero él o ella no se comunica contigo en los siguientes días y tú quieres más”.

Un tipo de comportamiento que se conoce como “intermittent reinforcement”, y que mientras crea frustración y desaliento en una de las partes; en la otra, la convierte en una especie de objeto de deseo, y ¡por supuesto! más interesante.

Cuéntanos ¿Te ha pasado?

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

Las mujeres solteras son más felices que los hombres solteros (ciencia)

20 gestos románticos que puedes tener con tu pareja (te amará)

Por supuesto, hay personas que se sienten atraídas por hombres/mujeres que se comportan de esta manera; y consideran que alguien que esté siempre disponible es aburrido e incapaz de llevar una vida interesante e independiente.

En este sentido, la psicóloga Jennifer Taitz explica que cuando NO sabemos el momento en el que llegará el próximo mensaje o recompensa, eso nos mantiene motivados a seguir intentando, más interesados y con más esperanza en que concretaremos una relación con el otro.

“Así la inconsistencia nos mantiene tratando y con la esperanza”, asegura Jennifer.

Ahora bien, ¿cómo podemos evitar este comportamiento de espera por el otro?

Jennifer afirma que cuando la ansiedad y frustración se salen de control, hay que comenzar a poner ciertos límites.

Lo primero será preguntarnos y respondernos ¿por qué estamos interesados en alguien que no parece estar interesado en nosotros?

Y luego de muchísimas respuestas, con sentido y sin él, ser conscientes de que “no hay que invertir en nadie que no invierta en ti, y recordar que siempre habrán muchos peces bajo el mar”.

Del mismo modo, la psicóloga aconseja también adoptar un enfoque más directo.

Consiste en llamar o enviar un mensaje de texto a la persona en cuestión y expresarle algo así como “me estoy sintiendo algo confundida, por la falta de comunicación entre ambos. Entonces prefiero tomar un poco de espacio y esperar a alguien que se sienta cómodo manteniendo una comunicación más fluida y un comportamiento más coherente, pues me da la impresión que no sabes muy bien lo que deseas”.

Cuéntanos ¿te ha pasado algo similar?

¡Síguenos en Facebook!