*

Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.
Be

Situaciones que pasados los 30 años ¡no son pesadillas!

¡Todas pasamos por esto!
Situaciones que pasados los 30 años ¡no son pesadillas!

¡Todas pasamos por esto!

Los 20 son muy diferentes a los 30 y eso ¡lo agradecemos!

Y es que cuando somos veinteañeras no estamos seguras del terreno que pisamos, y la indecisión nos pueden llevar a vivir situaciones incómodas y con consecuencias que pueden cambiar de manera radical el futuro de nuestras vidas.

Por ejemplo, salir embarazada a los 20 es algo que la mayoría no planeamos, y que incluso puede ser considerada una pesadilla y un error capaz de cambiar nuestra juventud drásticamente.

Ahora, a los 30, si bien esa misma situación puede representar un reto, en ningún caso NUNCA nos hará sentir el temor de los 20.

Y es que somos más adultas, vemos la vida de manera diferente y lo que deseamos es completamente distinto a lo que imaginamos años atrás.

Por esto, y porque sabemos que la edad cambia nuestras prioridades, hemos querido compartir algunas de las situaciones que a los 30 podemos asumir sin miedo:

¡Checa e inspírate!

1. Quedar embarazada

Si bien esto siempre será un desafío, a los 30 sentimos que ser mamá es una posibilidad y que podemos asumirlo y enfrentarlo de la mejor manera.

¡A los 20, el sólo hecho de soñar un embarazo ya nos ponía a transpirar! ¿o no?

via GIPHY

2. Mancharte en tu período

No tenemos problemas en decir que tuvimos un accidente femenino y que tuvimos que ir a nuestra casa a solventarlo.

Incluso pedirle una toalla extra a nuestra compañera de trabajo, y bromear sobre la incómoda situación.

¡No es el fin del mundo!

3. Decirle a alguien que te gusta

Y es que así como te gusta ese hombre, te han gustado varios a lo largo de tu vida. Incluso acabas de ir por un café, y te encontraste con el hombre más atractivo de toda la ciudad y ¡también te gustó!

via GIPHY

4. Que tu mamá te llame

A los 20, no quieres que te moleste mucho; a los 30, quieres que te llame y te diga que está todo bien. ¿La razón? El sólo hecho de pensar que eres mala hija te causa estrés.

5. Ir al ginecólogo

A los 20 es todo una incomodidad; a los 30 es una necesidad porque queremos cuidarnos y ser responsables con nuestra salud.

via GIPHY

6. Decir que NO

Ya no tenemos que invertir tiempo en crear excusas, un “no” (sin vergüenza) es suficiente para rechazar cualquier petición que no nos agrada.

7. Quedarte en casa

Incluso es el mejor plan que vas a comenzara tener el viernes por la noche.

via GIPHY

8. Que te digan señora

Hoy te vestiste más formal, la gente te ve con más respeto y ¡no hay mayor problema en eso!

9. Enojarte con tu pareja

Ya lo conoces y sabes que lo mejor que puedes hacer es esperar que se le pase para hacer las pases y solventar el conflicto.

10. Decir algunas mentiras

No queremos andar hiriendo los sentimientos de nuestra mejor amiga cuando nos pregunta si está gordita o si nos parece guapa la nueva novia de su ex…

via GIPHY

¡En esos casos, la honestidad no es tan recomendable!

¡Cuéntanos que otras cosas dejan de ser un problema a los 30 años!

Si te interesó esta note , te recomendamos leer “Lo que estaría bien dejar de hacer después de los 35 años”