Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

10 señales que te falta amor propio (un poco más)

¡Tenemos que trabajar en esto día tras día!

¿Lo estás pasando?

El amor propio es fundamental para vivir en tranquilidad, tomar buenas decisiones y alcanzar nuestros propósitos de vida.

Lo manifestamos de distintas maneras, aunque condicionan cualquier tipo de relación que tengamos con los otros.

En Hey Hey Hello te queremos compartir una guía para que sepas si te falta trabajar un poco más esta parte fundamental de tu vida.

¡Checa y corríge lo que sea necesario!

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

Cuando estás enamorada pero lo tienes que dejar… (¡Nos pasa a muchas!)

La lucha es de todas: síntomas iniciales del cáncer de mama

1. Te es muy fácil entrar en una relación tóxica.

Esto es porque no colocas límites y no sabes identificar lo que te hace bien y aquello que no.

2. Tus decisiones están motivadas en los otros.

No eres fiel a las cosas que te gustan, te hacen feliz y quieres. Estas pequeñas traiciones te restan seguridad y te llenan de estrés en distintas situaciones.

3. Te comparas…

Siempre estás viendo lo que tienen los otros y han logrado. Entonces, cuando te toca evaluarte a ti misma, sueles ver el vaso medio vacío.

4. Llamas la atención.

Crees que es la manera correcta de agradar a los otros, a quienes quieres agradar por todos los medios posibles.

Así, te esmeras por verte bien, por parecer sociable y feliz, incluso cuando no quieres hacer eso o tu vida es un completo caos.

5. Intentas demostrar que eres perfecta.

Te cuesta ver que los defectos también son parte de tu personalidad, te hacen auténtica, y crean unas condiciones especiales que también puedes usar a tu favor.

6. Pones tu vida en riesgo.

Por ejemplo, cuando te acuestas con desconocidos sin usar protección.

Es decir, cuando no eres responsable con tu cuidado, ni eres capaz de abastecerte de los cuidados y atenciones que necesita tu cuerpo.

7. No eres selectiva con tus parejas ni amigos.

Aceptas a todo tipo de personas en tu vida, sin importar que estén rotas o que te aporten más sufrimientos que bienestar.

8. Tienes dudas sobre tu belleza o capacidades intelectuales.

Eres muy exigente contigo misma, incluso crítica. Muy pocas cosas consideraste haces bien o que tienes las habilidades suficientes para destacar en ello.

9. Dejas que la opinión de los demás te perturbe.

No distingues entre las opiniones que te podrían ayudar a ser mejor, y aquellas negativas que son sólo para destruirte y hacerte sentir mal.

10. Crees que necesitas cambiar casi todo de tu personalidad.

Rechazas y te perturbas demasiado por el pasado, por todo lo que debes alcanzar en el futuro, y casi nada por lo importante que es vivir el tiempo presente.

Tú ¿cómo tienes tu autoestima hoy?

¡Estamos en Facebook!