Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

7 valores que construyen una relación para toda la vida

No hay recetas mágicas para alcanzar la felicidad pero esto ayudará...

El amor no es todo

Dicen que las cosas que valen la pena necesitan nuestro esfuerzo, dedicación y cuidado, es cierto. Aunque nadie tiene una fórmula mágica para que el amor perdure y supere las malas rachas, es fácil suponer los valores que harán que el amor prevalezca a pesar de los años.

Mucho de lo que leerán a continuación es lo que hemos visto en “la vida real”, lo que le ha servido a las parejas de gente común.

Te recomendamos

5 maneras de hacer el amor… que no involucran una cama

10 motivos por los que está contigo aunque le teme al compromiso

¿Por qué debes tener intimidad 3 veces a la semana? (Después de los 30 años)

Estos valores son reales y palpables entre las personas que se aman y que día a día le dedican a su relación lo mejor de ellos mismos:

1. Voluntad.

La voluntad es fundamental, de aquí nace la iniciativa y el entusiasmo, es decir, es en la voluntad de querer estar juntos donde aparece la disposición y las ganas de hacer las cosas, de hacer un sacrificio, de generar un cambio.

2. Respeto.

El respeto es el verdugo de las relaciones, es quien juzga si eso es sano o no, cuando el respeto se pierde, la relación se pone de cabeza y empieza a ser una bomba de tiempo para los involucrados.

3. Comunicación asertiva.

Comunicarse asertivamente significa expresar lo que pensamos y sentimos sin autoritarismo, es hablar abiertamente para poder entablar con el otro un diálogo en el que también uno esté dispuesto a escuchar.

4. Aceptación.

Es decir: Manejo de expectativas. Es estar consciente de que nuestra pareja no es perfecta, no está hecha según el molde de nuestros deseos, así que debemos ver sus defectos y aceptarlos con tolerancia y cariño.

Eso no significa no decirles nada cayendo en el error de la sumisión, pero el amor necesita de conocimiento para poder ser AMOR, una vez que conoces a la persona amada, decides seguirla amando o mejor dejar la relación por la paz.

5. Dejar pasar.

Es decir, no engancharse con los problemas, arrastrar las equivocaciones de cada uno no deja nada bueno, lo ideal es que, una vez cometida la falta se haga todo lo posible por solucionar sus consecuencias, se perdone lo que se deba perdonar y se supere trabajando para que no vuelva a pasar.

6. Procurar.

Es decir, nunca olvidar enamorarse día a día, uno de los errores más grandes es dar por hecho el amor, pensar que siempre estará ahí y por eso permitir que caiga en la indiferencia.

7. Correspondencia.

Corresponder al otro y esperar (sanamente) ser correspondidos. Es hacer una reflexión muy humilde de lo que deseamos tener y a su vez, ver lo que estamos dándole a la otra persona.

No hay recetas mágicas para alcanzar la felicidad, incluso debemos de abrir los ojos y no ver la felicidad como un destino, habrá momentos buenos y malos, algunos que sean muy buenos valdrán la pena para resistir los que nos pongan en situaciones complicadas.

No te esfuerces para “llegar a ser feliz”, trabaja diario en construir lo que te hace sentir plena, en paz, con armonía hacia tu interior y para con los otros, es el principio básico para que compartas tu vida con otra persona y pueda funcionar.

¡Estamos en Facebook!