Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Te presento a tu peor enemiga, de quien sí debes de cuidarte…

Tienes que saberlo...

Respira profundo...

A veces nos pasamos la vida llorando los hechos desafortunados que nos clavan dolorosas experiencias en el corazón, no hay duda, hay personas que nos lastiman, pero no podemos irlos culpando de nuestras desgracias.

¿Por qué te digo esto? Bien, te explicaré…

Encontré a mi peor enemiga y después de ello yo no volví a ser la misma, te lo comparto porque ésa enemiga te ayudará a identificar a la tuya y de una vez te advierto, no es la persona que te hace la vida difícil en la oficina, no es tu ex-jefe que te despidió sin motivos, mucho menos es tu ex que te puso el cuerno, todos ellos son maestros de los que debes aprender lecciones muy precisas.

-7 hábitos necesarios para cultivar la felicidad en pareja

-Esta es la clave para ser más agradable (según la ciencia)

Tu peor enemiga es aquella persona que permite que pierdas tu amor propio, aquella que hace que te disculpes más veces de la cuenta, tu peor enemiga es la que te ve en la depresión y lejos de salir de las sábanas te hunde en su calor…

¡Tu peor enemiga eres tú!

Aquella mujer que se refleja en el espejo y permite volverte vulnerable, esa pequeña parte de ti que te enmarca en tu fragilidad y te hace sentirte mal por tu imperfección.

via GIPHY

¡Tienes que ser feliz por ti!

Es momento de que aceptes que si bien la vida te pone todas las pruebas posibles, eres tú la que tiene todo a su favor o en contra y eso sólo dependerá de ti.

Es momento de que hagas las paces contigo, dejes de culpar a otros y levantes la cara, aceptándote con valor pero sobre todo, amor.

Es momento de alces la cara y dejes de sentirte mal por ser tú, si hay algo que no te gusta de ti, cámbialo, pero no te hagas chiquita ante la inmensidad del mundo, tú eres parte de él y las personas que valen la pena se quedarán a tu lado para conquistarlo a tu paso.

Cultívate, ámate y valora a la gente que está a tu lado a pesar de todo, nota lo valiosa que es tu compañía, refuerza tus virtudes y sé tú misma, no importa la marca de tu ropa, ni la medida de tu cintura, importa la bondad de tu corazón pues esa es la que conquista a las personas de manera permanente.

Es tu fuerza interior la que te define, tus decisiones y actos, las ganas que le echas a cada día nuevo, lo que haces por el que está en necesidad…

Y, si por algún motivo te has equivocado, pide una disculpa, trata de remediarlo y continúa tu camino con dignidad, nadie está exento de errores y no todos tienen el valor de asumirlos.

Ánimo, todo pasará pero tú debes hacer algo por el cambio que está por llegar…

¡Estamos en Facebook!