Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Todas llegamos a un punto en el que no toleramos novios con baja autoestima

Porque llega un momento en el que ya no puedes cargar los traumas de alguien más

Porque llega un momento en el que no puedes cargar los traumas de alguien más

Cuando tenías 13 y tu novio de 15 estaba lleno de espinillas e inseguridades ni siquiera reparabas en ellas… tú estabas igual, llena de espinillas. E inseguridades.

via GIPHY

En la prepa empezamos a salir con chicos más grandes y empezamos a notar que tienen ciertos comportamientos exóticos que no sabemos de dónde salen. Novios que odian las blusas transparentes o los tacones o el hecho de que salgas sola con tus amigas.

Pero en esa etapa estamos tan concentradas en descubrir lo que somos y lo que queremos de la vida, que las cosas raras de los novios siempre quedan en segundo plano. Hay tanto por construir de nosotras mismas que surfeamos entre las curiosidades de los demás sin poner demasiada atención.

via GIPHY

Los novios que llegan en los últimos semestres de la carrera ya encuentran una versión mucho más clara de ti misma. Antes de los 25 ya tienes una idea de quién eres, de lo que esperas de la vida y de lo que necesitas hacer para tenerlo. Ahí es cuando empezamos a poner atención a lo que nos rodea.

Antes, los valores que buscabas en una pareja ni siquiera eran valores… Con los novios que tuviste lo que había era atracción y compañía que podía manifestarse como un amor incondicional. Ahora, el amor empieza a condicionarse a que se tengan los mismos valores y las mismas prioridades.

Entonces llega el punto en el que ya no podemos tolerar novios con baja autoestima. En el momento en que tú te sientes dueña de ti misma, de tu cuerpo y tus emociones, empiezas a definir lo que es importante para ti… Las cosas que realmente necesitas en una pareja, más allá de la atracción física y la compañía.

Cuando estás clara de lo que eres, conoces tus límites y sabes lo que estás dispuesta a tolerar y lo que no, se vuelve imposible salir con alguien que ponga en duda el concepto que tienes de ti misma.

via GIPHY

Ahí es cuando empezamos a ver que lo que antes considerábamos comportamientos extraños en realidad son inseguridades del otro proyectadas en nosotras. Él no quiere que uses blusas transparentes porque no quiere que otros vean lo que considera suyo. Él no quiere que uses tacones porque te ves más alta o más guapa. Él no quiere que salgas sola con tus amigas porque piensa que tiene derecho a decidir sobre tu tiempo.

Y llega el momento en que nos damos cuenta de que no podemos cargar con los traumas ajenos. Resolver nuestras propias inseguridades es un trabajo de tiempo completo… Y claro que nadie espera encontrar a una pareja que sea la personificación de la seguridad, pero sí esperamos encontrar a alguien que no sea un manojo de miedos.

Independientemente de la edad que tengamos, cuando cruzas el umbral de la aceptación de ti misma, un novio con inseguridades latentes deja de ser opción. Ya no estamos dispuestas a intentar arreglar al otro, tanto como sabemos que nadie nos podrá arreglar a nosotras.

via GIPHY

Ya no estás dispuesta a dejar de ser tú misma por complacer al yo inseguro de tu pareja… Estás dispuesta a cambiar algo de ti por ti misma o porque tú consideres que le beneficiará a la relación, no porque el otro lo necesite para seguir contigo.

Ya nadie puede decirte que la blusa está muy escotada o los tacones demasiado altos o tu cabello demasiado despeinado… Ya nadie puede pedirte que no salgas con tus amigas, que no tengas amigos hombres, que no tomes tequila, que no veas a tu familia, que no hables con ex… Estas son todas cosas que tú decides por ti misma y que cambiarán a lo largo de la vida única y exclusivamente porque tú lo quieras.

via GIPHY

Llega un momento en que, si ya no arreglaste tus problemas de autoestima, no se van a arreglar al proyectarlos en los demás. Eso lo entendemos y huimos de cualquiera que pretenda que la hagamos de enfermera, parchando los huecos de un autoestima maltratada.

Llega un momento en que buscamos a alguien con el mismo desequilibrio mental… con inseguridades controladas y miedos enfrentados que sea tan completa persona que no nos necesite pero que muera por estar a nuestro lado todos los días.

Llega un momento en el que los valores que buscas en una relación son tan simples como eso.