Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

No seré tu última historia pero seré la más inolvidable…

Y verás mi cara en el rostro de la gente...

Nunca me olvidarás

Siempre lo he sabido, nuestra historia no tiene un final común, estamos juntos hoy pero esto no durará un para siempre. Somos un amor fugaz que durará toda la vida.

Somos una coincidencia, somos un instante de lo que nos llevará al destino, pero no seremos nuestro final feliz.

Sin embargo, lo disfruto, disfruto estar contigo, sentir tu piel, besarte tus labios, tu cuello, tus hombros…

Te recomendamos

No puedes evitar que te sea infiel pero esto es lo que sí puedes hacer

14 cosas que te harán identificar a un patán (entrena tus sentidos)

7 señales de que tú eres la tóxica en la relación (admítelo)

Somos lo que deseamos ser sin tener que estar repitiendo todo aquello que nos separa y que sabemos que nos llevará por caminos distintos.

Tengo muy claro que no seré la última de tus historias, pero seré la más inolvidable porque conmigo eres tú, eres libre y ambos, tomados de la mano, estamos en paz, tranquilos.

Lo siguiente en nuestras vidas debe ser mejor

Es curioso que, ambos sepamos que esto es momentáneo pero aún así, ambos sentimos que trascenderá, y que la persona que llegue a nuestras vidas después de nuestro amorío, tendrá que medirse y superar lo que estamos dejando el uno en el otro.

Esa superación es en todos los aspectos, pues a pesar de saber que nos separaremos, nos sentimos plenos el uno con el otro, plenitud que gozamos desde la cama hasta las miradas de complicidad.

Y así como hablamos con claridad de nuestra relación, podemos hablar de cualquier cosa pues conocemos el valor de la sinceridad y de la franqueza…

En nuestras vidas no hay más que ganas y de disfrutar que coincidimos solteros para alejar la soledad con la mejor cara y de la mejor manera.

Entonces…

Sigamos caminando juntos el tiempo que aún quede por compartir, disfrutemos de lo que sabemos que llegará a su fin, hagamos que lo nuestro valga.

Quizá nos amamos tanto que nos dejaremos ir y ser felices con algo mejor, algo que permanezca y que quiera un para siempre.

Quizá somos un amor posible que se hizo imposible por nosotros mismos, quizá sólo estamos conscientes de que esto es fugaz pero hermoso y así queremos que sea para siempre.

Y, antes de que me sueltes o te suelte, quiero decirte: “gracias, siempre te recordaré como tú a mí”.

¿Ya sigues a Hey Hey Hello en Facebook?