Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Lo que debemos aprender las mujeres después de una infidelidad

¡Todo pasa, pronto sanas!

¡Todo pasa, pronto sanas!

De las malas experiencias, hay que quedarse con lo bueno, es decir, con lo que aprendemos y con aquello que evita que cometamos los mismos errores.

Incluso cuando es doloroso, nos produce sufrimiento, creemos que no lo superaremos, afecta nuestra autoestima y nos hace dudar de la humanidad.

¡Sí! Incluso cuando se trata de la infidelidad de parte de la persona con quien tenemos más intimidad y confianza.

¿Te han sido infiel? A muchas de nosotras sí…

Lo importante es aprender estas lecciones que nos deja la experiencia…¡te contamos!

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

Alimentos que puedes comer en la cantidad que quieras (y bajar de peso)

7 alimentos que fortalecen los senos (¡evita que se caigan!)

1. El amor no es como lo describen los cuentos de hadas.

Hay que aprender a disfrutar el momento, sin tener tantas expectativas en la relación, ni mucho menos idealizar a la otra persona.

Recuerda que los gustos, necesidades y deseos de la otra persona pueden cambiar; y eso es natural en el ser humano y hay que asumirlo con madurez.

Así que deja de creer que el otro es perfecto, que el amor durará para siempre, y que los planes a futuro se cumplirán tal y como lo pensaron cuando eran felices.

2. El tiempo te ayuda a superar todo.

Incluso cuando creas que no puedes con el dolor y sufrimiento, lo podrás llevar y superar con el paso del tiempo.

Te darás cuenta que tu prioridad es recuperarte, sanar y perdonar; y seguir con tu vida y metas como prioridad.

3. Está bien que tengas miedo de enamorarte de nuevo.

Lo más seguro es que en la siguiente relación te sientas algo renuente a abrirte y confiar en la otra persona; pero lo harás poco a poco, ¡te lo aseguramos!, y te sentirás bien, con confianza y tranquilidad.

Entonces, sé consciente que el amor es una moneda al aire en donde hay 2 opciones: puede funcionar o puede ser una decisión desacertada, pero hay que jugársela.

4. No todos los hombres son iguales.

Debes estar consciente que no todos los hombres son infieles, y dejar de pensar que estás condenada al desamor.

Sólo debes tener más cuidado al elegir, y sobre todo ser constante con tus deseos, metas y bienestar propio, ¡nunca descuidarte como persona!

5. Nadie puede acabar con tu autoestima.

Nunca sientas que eres la culpable de la infidelidad; tu pareja debe ser respetuosa, valorarte y hablar contigo con honestidad cuando no se siente satisfecho o considera que las cosas no funcionan.

Entonces, no dejes que la infidelidad te reste el valor, el aprecio y el respeto que te tienes.

6. La infidelidad no tiene que ver contigo.

No tiene nada que ver con tu físico ni forma de ser. Si tu pareja te fue infiel, eso ocurrió porque no tuvo ni el valor ni la madurez para terminar la relación.

7. Nunca conoces por completo a la otra persona.

Está bien que dudes, lo que es muy distinto a desconfiar.

Recuerda que en muchas ocasiones hasta nosotras mismas nos desconocemos; entonces ¿cómo podemos pensar que conocemos al otro?

8. Está bien si lo perdonas.

Eres la única que puede tomar la decisión; nunca tu mamá, amigas o resto de personas.

Si decides hacerlo, trata de eliminar todo rencor y trabajar desde lo más honesto de tu ser por reconstruir la relación.

9. Está bien si no lo perdonas.

No será el fin del mundo, y ya verás que aprenderás a vivir sin él.

Incluso puedes perdonarlo, pero eso no significa que quieras y debas seguir en esa relación.

Cuéntanos ¿te han sido infiel?

¡Estamos en Facebook!