Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Tu belleza está en tu imperfección: la filosofía Wabi-Sabi

¿Qué opinas?

¡Piénsalo!

Me costó muchísimo entender que el prototipo de cuerpo que vemos en los spots de televisión, en las pasarelas y revistas de moda es perfecto para la industria, pero no para mí.
7 cualidades que conquistan a los hombres antes que un “cuerpazo”

Primero tuve que asimilar que el cuerpo de la mujer mexicana no es de piernas y cuellos largos, ni tampoco de figura estilizada. La mayoría tenemos curvas, somos de estatura regular o chaparritas, ¡y está bien! ¿Por qué matarnos por lograr el cuerpo de la de la foto y no aceptar el nuestro? Porque hemos puesto nuestro valor en lo que nos han vendido como “perfección”.

La filosofía Wabi-Sabi

Cuando vemos una escultura incompleta, leemos un libro con alteraciones en la ortografía, nos encontramos con un edificio asimétrico o escuchamos una canción que rompe con el patrón establecido de su género, la mayoría de las veces lo criticamos o juzgamos porque no nos gusta, aunque en realidad no lo entendemos.

A lo anterior, según la cultura japonesa, se le llama “Wabi-Sabi”. Esta filosofía me parece maravillosa porque consiste en encontrar la belleza en la imperfección, en la impermanencia y en lo inacabado. Si aplicáramos está sabiduría a nuestra vida creo que seríamos más felices, pues nos ayudaría a aceptar que, empezando por uno mismo, los seres humanos somos imperfectos.

Perfectamente imperfecta

A lo anterior, según la cultura japonesa, se le llama “Wabi-Sabi”. Esta filosofía me parece maravillosa porque consiste en encontrar la belleza en la imperfección, en la impermanencia y en lo inacabado. Si aplicáramos está sabiduría a nuestra vida creo que seríamos más felices, pues nos ayudaría a aceptar que, empezando por uno mismo, los seres humanos somos imperfectos.

Entender este concepto nos permitirá aceptar nuestras imperfecciones físicas y el inevitable ciclo de la vida, que tarde o temprano llegará y por supuesto que se notará. Con esto no me refiero a dejarnos en el abandono, sino a abrazar nuestras imperfecciones y sacarles partido, ¡se puede!

-Debe gustarte lo que ves en el espejo. Arreglarte todos los días elevará tu autoestima, así que invierte un poco de tiempo en tu rutina de belleza. Estos minutos que te regales diariamente te ayudarán a hacer las paces con esas partes de tu rostro y cuerpo que no te encantan.

-Elige de la moda lo que te acomoda. Usar una prenda que no va con tu tipo de cuerpo sólo porque está en tendencia o la talla de ropa incorrecta, son síntomas de tu falta de aceptación. La ropa apretada e incómoda sólo acentúa lo que no te gusta de ti. ¡No te tortures! Procurar tu imagen personal transmitirá a los demás que te gustas y te respetas, comienza a trabajar en ella.

-Agradece. Si hay una palabra que no puede faltar en tu día es “gracias”. Agradecer tu existencia con todo y sus subidas y bajadas, agradecer tu familia, agradecer tu trabajo, agradecer tu casa…, es la forma más sencilla de valorar tu presente, de estar en paz y traer abundancia a tu vida.

Encontrar la belleza en nuestra imperfección es auto-aceptación, lo que trae consigo buena autoestima, seguridad y felicidad.

Si adoptamos el concepto “Wabi-Sabi” como estilo de vida aprenderemos a aceptar las distintas formas de pensar, los “errores” de las cosas, los sucesos que pasan como no esperábamos, etc. Viviremos plenamente abrazando no sólo nuestra imperfección sino también la de nuestra pareja, la de nuestros hijos, incluso la de nuestra salud o la de un ser querido, la de la vida en general.

¡Hasta la próxima!

Jaz Mendoza es blogger en www.thepinkpoint.com.mx donde habla de moda, belleza y bienestar. Interesada en transmitir a la mujer de hoy un mensaje de armonía entre el cuerpo, la mente y las emociones.

Puedes seguirla en sus redes sociales:

Facebook: The Pink Point

Twitter: The Pink Point

Visto en Mujer y Punto

¡Síguenos en Facebook!

Te recomendamos

13 verbos que siempre deben de estar en el AMOR para que dure mucho tiempo