Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

8 mejores estrategias para tener una buena conversación (y lograr lo que quieres)

¡Que nada te cierre las puertas!

¡Que nada te cierre las puertas!

Es una realidad. Hay una habilidad que es decisiva para lograr un ascenso o contratación laboral.

Y si bien muchos fuimos criados con la idea de que el conocimiento, la información y la preparación eran suficientes para brillar; la cruda realidad echa por borda esta idea.

La empatía y las relaciones sociales son fundamentales para lograr la realización profesional y personal que tanto deseamos.

En Hey Hey Hello queremos que seas consciente de esto, y además comienzas a cultivar esta habilidad como un verdadero experto.

Entonces, intentando comenzar con este propósito, te compartimos 8 buenas estrategias que te asegurarán una buena conversación:

¡Checa y comparte con tus amigos!

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

10 razones por las que tus relaciones sentimentales fracasan

Estas son las meriendas de las famosas que No engordan (¡inspírate!)

1. Ten presente estos 3 niveles de conversación.

Hay temas que te mantendrán en un ambiente seguro: deportes, clima, cultura popular, celebridades y cualquier experiencia compartida.

Hay temas que motivarán la controversia: religión, política, citas y vida amorosa.

Hay temas en un terreno más íntimo: familia, finanzas, salud y vida laboral.

Lo ideal es comenzar por los ambientes seguros, es decir, comenzar con los temas banales y seguir con los más íntimos.

2. Suaviza tus preguntas

Por ejemplo, en lugar de preguntar “¿qué haces?” puedes optar por “¿a qué dedicas tu tiempo?”.

Esto no sólo suena más cordial, sino que entusiasma al otro a responderte y seguir intercambiando ideas.

3. Evita las preguntas que pueden incomodar al otro.

Sobre todo aquellas que dan por entendido algo. Por ejemplo: “¿Viniste con tu novio?”, “¿Sí entraste a aquella maestría de negocios?”.

4. Muéstrate interesada/ No ser interesante.

Recuerda que si haces preguntas, escuchas y dejas que las personas se expresen; serás considerada una gran conversadora.

Muy lejos de la percepción de chismosa, pretenciosa o necesitada de atención.

5. No olvides esto…

Un estudio de la Universidad de Harvard reveló que hablar sobre uno mismo proporciona tanto placer como la comida.

6. Deja que los otros participen en el diálogo.

No monopolices la atención, es decir, deja que los otros participen de manera equitativa.

7. Haz contacto visual.

Esto le dará más confianza al otro, y lo mostrará más dispuesto compartir temas íntimos.

8. Si te das cuentas que quieres decir algo, no lo digas.

Cuestiona lo que pensaste, y espera un tiempo para comentar. Ya verás cómo ganarás puntos extras.

Una nota consultada en www.nytimes.com

Encuéntranos en Facebook