Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Esto es lo que tiene que hacer tu pareja para aumentar tu placer

Seguro que lo disfrutarás

¡Ufff!

En la intimidad y con la práctica, nuestra pareja puede convertirse en un verdadero sueño hecho realidad, pues además de decirnos cosas lindas, puede hacernos sentir cosas riquísimas si conoce lo que nos gusta y cómo nos gusta.

-Esto es lo que realmente significan las caricias de tu pareja

-Los 7 juguetes sexuales preferidos por los hombres

Seguramente has oído hablar de las zonas erógenas que tiene el cuerpo, son lugares clave en donde la sensibilidad que tienen puede aumentar el nivel de excitación y de placer.

En nuestro caso, porque el cuerpo de los hombres también tiene, las zonas erógenas tiene un papel fundamental para alcanzar el clímax, pues estimulándolas de la manera adecuada, será más fácil que podamos llegar al máximo placer.

Por ello queremos compartirte la ubicación de las zonas erógenas, si crees que han estado olvidando alguna, no estaría de más que tú y tu pareja la consientan y de paso experimentes nuevas sensaciones con tu cuerpo:

1. El clítoris
Es la principal zona erógena, pues es la que tiene un mayor número de terminaciones nerviosas.

2. Pezones
Además de nuestra parte íntima, los pezones son más sensibles que las areola y los senos en sí, este pequeño lugar de nuestro cuerpo, si es estimulado con suavidad, puede dar sensaciones inolvidables.

3. Cuello, orejas y nuca
Las englobamos en un punto debido a que están muy relacionadas, un beso apasionado en el que también podamos sentir la respiración excitada de nuestra pareja es una delicia, esta zona también puede ser estimulada con ligeras succiones o lamidas.

4. Parte interna de los muslos
Gracias a su cercanía con nuestra zona íntima puede hacernos estremecer si es besada, acariciada o recibe la lengua de nuestra pareja, además es un excelente lugar para hacer un poco de jugueteo previo.

via GIPHY

5. Detrás de las rodillas
Puede ser que sea de las menos exploradas, pero imagínate que entre las miles de caricias, tu galán se de el tiempo de besarte, soplarte y morderte ligeramente esta zona, ¿se te antojó?

6. Ano
¡No te espantes porque podrías disfrutarlo! Después de la higiene adecuada, la estimulación de esta parte puede ser más que agradable, además las pompis también tienen lo suyo y puede resultar interesante enfocarse a tu trasero.

7. Pies y tobillos
Un masaje, un beso, lengüita por aquí y por allá, atrévete a pedirle a tu pareja que llene de su calor tus pies.

Esperamos haberte dado una gran idea para esta y todas las noches, o los días, o las tardes… Compártele a tu pareja cuáles son las zonas erógenas que necesitan más atención y disfrútalo.

Si bien todo el cuerpo puede apreciar de una caricia o un beso, las zonas erógenas aumentan la sensación de placer, así que no necesitamos otro motivo para que sean estimuladas.

¡Estamos en Facebook!