Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

11 cosas que debemos aprender las mujeres después de una infidelidad

¡Las cosas siempre pasan para aprender!

¡Las cosas siempre pasan para aprender!

“Ojalá que lo que estás buscando valga más la pena de lo que estás perdiendo” Anónimo.

La infidelidad es algo que lleva años sucediendo, tanto de parte de hombres como de mujeres, y para lo que nunca estamos preparadas: ni para aceptarlo, superarlo ni mucho menos perdonarlo.

Ocasiona sufrimiento, una ruptura de confianza hacia el otro, depresión, baja autoestima y sobre todo un replanteamiento de nuestra concepción de amor y de las relaciones de pareja.

Y aunque ninguna de nosotras quiere pasar por esto, todas estamos expuestas a pasar por esta desagradable experiencia.

Por supuesto que podemos reducir las probabilidades de que ocurra y hemos escrito sobre esto, pero otras veces nos queda solo la posibilidad de descubrirlo y tratar de hacernos el menos daño posible.

¿Ya has pasado por una situación de infidelidad?

En Hey Hey Hello queremos que obtengas los mejores aprendizajes de cada cosa que pasa con tu vida:

¡Checa y sigue viendo el mundo en positivo!

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

20 cosas que hacen a una mujer atractiva (y no tiene que ver con medidas)

Las 5 cosas que hace un hombre cuando quiere una relación seria

1. Las acciones son las que definen a las personas, no las palabras.

Las personas dicen mentiras en su día a día, incluso aquella persona en la que has depositado tu confianza, crees conocer y es tu pareja.

Entonces, más allá de lo mucho que diga que te quiere, el amor verdadero se demuestra con acciones, atención y apoyo diario.

Afina tus instintos y aprende a valora las acciones por encima de cualquier frase.

2. No puedes abandonar tus prioridades.

Ya sea que estés soltera o en pareja, será sumamente importa que no abandones tus metas profesionales, las relaciones que tienes con las otras personas, tu imagen, tus pasatiempos y todas las actividades que te definen y te proporcionan satisfacción.

3. Debes pensar positivo.

Cuando comienzas una nueva relación debes esforzarte por pensar positivo, que las cosas van a funcionar, que el otro será respetuoso y no te defraudará.

Incluso cuando tus anteriores relaciones estén llenas de sufrimiento, desconfianza y celos.

Si sientes que aún no estás preparada para actuar de esta manera, entonces será mejor que esperes y sanes primero.

4. A veces elegimos lo que nos hace daño.

Las personas vamos arrastrando ciertos patrones de comportamiento en nuestras relaciones, algunos buenos y otros malos, y debemos identificarlos y cambiar lo que sean necesarios.

Algunas veces estamos condicionadas a elegir hombres que nos nos convienen, que seleccionamos para hacernos daño de manera inconsciente, y de los que obtemos muy malas experiencia.

Entonces, edúcate y conócete.

5. Debemos amarnos por sobre todas las cosas.

Recuerda que aunque seas la mejor versión de ti, nunca serás suficiente para la persona equivocada. Y aunque seas la peor versión de ti, siempre valdrás la pena para la persona correcta.

Entonces, deja de gastar tanta energía en los otros, y conviértete en tu principal prioridad.

6. Todo en la vida se supera.

Aunque te sientas fatal, lo más inteligente y real es pensar que esta etapa de oscuridad pasará, y que con el tiempo te sentirás mejor, estarás más enfocada y que necesitabas aprender algo de todo esto.

¡Deja que el tiempo haga su trabajo!

7. No debes entregar tu corazón con los ojos cerrados.

No sólo el amor debe cultivarse poco a poco, sino que las personas deben esforzarse por ganar tu confianza.

Por eso, aprende a ser más precavida, en tus próximas citas evalúa si esa persona puede ofrecerte la estabilidad que buscas, en vez de sentirte presionada por encajar.

8. No todos los hombres son iguales.

Lo que debes hacer es aprender a elegir a tu pareja: una persona que comparte tus valores, que sea capaz de comunicarse de manera oportuna, busque lo mismo que tú en una relación y se esfuerce porque ésta funciona.

9. No te culpabilices.

Si tu pareja te fue infiel, eso no tiene nada que ver contigo.

Él lo hizo porque es inmaduro, no está preparado para una relación seria, ni mucho menos para proveerte la paz, tranquilidad y compromiso que deseas.

10. Puedes perdonarlo.

Las personas se equivocan en sus decisiones; y la infidelidad pudo ser uno de estos errores.

Recuerda que eres tú la única que puede decidir si terminas la relación, lo quieres superar, o necesitas tiempo.

No te dejes presionar por nadie, ni mucho menos por él.

¡Escúchate!

11. El amor no es como lo describen los cuentos de hadas.

Hay que aprender a disfrutar el momento, sin tener tantas expectativas en la relación, ni mucho menos idealizar a la otra persona.

Recuerda que los gustos, necesidades y deseos de la otra persona pueden cambiar; y eso es natural en el ser humano y hay que asumirlo con madurez.

Así que deja de creer que el otro es perfecto, que el amor durará para siempre, y que los planes a futuro se cumplirán tal y como lo pensaron cuando eran felices.

Si este post lo consideras útil, anímate a compartirlo con tus amigas…

Síguenos en Facebook