Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Coquetear con terceros refuerza el autoestima (según la ciencia)

¡Esas emociones las llevamos a la casa!

¡Esas emociones las llevamos a la casa!

Y no sólo es cuestión de elevar nuestra autoestima, sino que hasta mejora las relaciones con nuestra pareja.

Por supuesto no lo decimos nosotras, lo dice un estudio publicado en Sex & Marital Therapy, en el que revela que los coqueteos extraoficiales no sólo no perjudican nuestra relación, sino que ayudan a aumentar el deseo en la pareja.

via GIPHY

Y es que según la profesora de salud sexual de la Universidad de Kentucky, Kristen Mark, esto no tiene nada de exageración.

“A veces, el hecho de coquetear con una tercera persona puede desencadenar en nosotros un estado de excitación que quizás no hayamos sentido durante mucho tiempo con nuestra pareja. Si el coqueteo no va más allá, y nuestra relación es sólida, lo que puede ocurrir es que seamos capaces de transferir esos sentimientos de emoción a nuestra relación oficial”.


Además estos coqueteos tienen ligeras consecuencias positivas para nuestra personalidad.

El hecho de sentir que le gustas a otra persona, que alguien de afuera piensa en ti, que te desea, te hace sentir importante y valioso, e incluso se puede decir que en cierta medida nuestra autoestima mejora.

Aunque los expertos indican que este coqueteo prolongado se puede convertir en un deporte de riesgo.

Y es que, según sus palabras, esas atracciones intensas hacia otras personas son difíciles de evitar, y que con el tiempo esas emociones escapan al control de nuestra voluntad.

Así, hacerle ojitos a un antiguo novio, reírte de los chiste de un buen amigo, o entenderse muy bien con un compañero de trabajo, no tiene que acabar en un asunto más serio, ni en una causa de infidelidad.

Lo ideal es que, si ocurre, podamos usar esa emoción y aumento de autoestima para sacarle provecho a nuestra relación de pareja; y que si sabemos colocar los frenos, no arruinaremos lo que con tanto fuerzo hemos construido con la persona que realmente amamos.

¡Cuéntanos qué te parecen los resultados de este estudio!