Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

3 pensamientos que me ayudaron a soltar lo que me hacía daño

"El olvido está tan lleno de memoria." - Mario Benedetti

Agárrate de ti y deja ir

Para despedir un amor es necesario perdanar, decir adiós y olvidar, pero para poder hacer esos 3 pasos necesitamos primero, estar en armonía con nosotras mismas.

Te recomendammos

-10 errores en el amor que debes evitar a los 30 años

-Conviértete en un unicornio con estos hermosos jeans

No decimos que sea fácil ni que sea rápido, pero un verdadero proceso de sanación requiere de consciencia, aceptación y valentía.

No se puede seguir adelante si dejamos a nuestros pies atorados en el pasado o nos la pasamos arrastrando los recuerdos que nos hacen sentir desdichadas.

1. Nada es para siempre – Consciencia.

Se necesita hacer una introspección para poder entender que nada es para siempre pues incluso la vida es efímera, la felicidad también lo es. Estar conscientes de que nada es para siempre nos ayuda a saber disfrutar lo que tenemos y a saber dejar ir lo que no es para nosotras.

El amor promete ser duradero, eterno, tan flexible que nunca se rompa, pero si por algún motivo sucede un rompimiento, debemos entender que es parte del movimiento que da la vida y que aún hay camino por recorrer.

¡Ojo! No estamos diciendo que todas las relaciones fracasen y que no haya alguna que dure lo que ambos desean, pues sabemos que en cuestiones del amor no hay nada escrito y para algunos puede concretarse lo que para otros fue imposible.

2. No necesito respuestas, necesito acciones – Aceptación.

Es decir, no te cuestiones “¿por qué tú?”, “¿por qué ustedes?”, “¿por qué así?”, “¿por qué hoy?”, aceptar lo que está pasando es fundamental para poder adaptarte al cambio, poder avanzar en tus metas y depurar tus emociones.

Lo que necesitas es aceptar lo que pasó y actuar como la mujer adulta que estás construyendo día a día.

3. Tengo todo lo que necesito para continuar, me tengo a mí – Valentía.

Para continuar necesitas voluntad, pero sobre todo, valentía, necesitas valor para dar pasos a un camino que no esperabas recorrer.

Respira hondo, agárrate de lo que te hace feliz y sigue.

Recuerda que no puedes vencerte sólo porque un amor no dio el fruto que esperabas, tienes que salir adelante y dar los pasos que se requieran para poder ser tú otra vez. Tu felicidad sólo depende de ti.

¡Estamos en Facebook!