Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

7 pasos para que los celos NO se salgan de control

Y si no es de esta manera entonces está mal

Los celos no sobran

Los celos no sobran ni son malos…

Te recomendamos

-“Micro-cheating” una forma de engañar a tu pareja sin darte cuenta

-Cuando un hombre te busca para pasar el tiempo…¡se nota!

Son una parte natural de la convivencia con la pareja, el problema radica en ir a los extremos, muchos celos o nada de celos.

Así lo entendí desde unas experiencias atrás y quiero compartirte cómo mantuve el equilibrio para sacarle el mejor partido a los celos.

1. Sentirlos.

No se puede censurar una emoción, así que lo mejor es sentirla para evitar la frustración o canalizarla en otros aspectos.
Recuerda, reconocer los celos es un avance para manejarlos de la mejor manera.

2. Marcarme el límite.

Una vez que los sentimos, el siguiente paso es marcarnos el límite para que no ocasionen daños que lamentar o que la situación se salga de control.

3. Verlos con la persona correcta.

Debemos comprender que en los celos, la persona sufre por lo que se imagina no por lo que ve, así que debemos de tratar de ver la situación de la forma más real posible.

Esto ayudará a que no hagamos problema donde no lo hay, además, es la prueba más difícil pero vale mucho la pena, pues nos permite apreciar si hay elementos válidos para exteriorizar el sentimiento con fundamentos o sólo es algo que, a nuestra percepción, no es agradable.

4. No explotar en el momento.

Si estás justo en la situación que te está originando los celos, quizá lo mejor es darte unos minutos para no gritarle a tu pareja enfrente de todos o encerrarse en el baño a arreglar el problema.

Debemos buscar la manera más pertinente de comunicarnos con nuestra pareja: tiempo, lugar, compañía, todos los factores que intervengan a que de “el problema” no se haga un “súper problema”

5. Hablar de ello.

Cuando sea el momento de hablar de la situación que te puso celosa, antes de sacar tu opinión, pregunta a tu pareja lo que necesites saber antes de darle tus argumentos, quizá lo que te diga puede cambiar tu percepción y te ahorras la diferencia con tu pareja.

6. No te precipites.

Una forma de evitar precipitarte y hacer un problema anticipado es pensar si realmente pasó algo que dañe los acuerdos y lealtad entre ustedes, es decir, ¿te consta? Si sólo son suposiciones o interpretaciones quizá necesites relajarte.

7. Trabaja en tu seguridad.

Para iniciar puedes partir de las siguientes 3 ideas:
-Vales mucho y si están contigo es porque así lo desean, de lo contrario ya se hubieran ido.
-Si ya no quiere estar contigo y le falta valor para decírtelo, no necesitas un cobarde en tu vida.
-Tú vales lo que te permitas valer.

Cuando necesites calmarte respira profundo y haz todo lo posible por alejarte del factor de celos.

Date tiempo de reflexionar si debes comentarle a tu pareja pues todo está fundamentado o sólo se trata de que necesitas trabajar más en tu seguridad y confianza con tu pareja.

¡Estamos en Facebook!