Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

5 pasos para aumentar el interés sexual de tu esposo

No tiene que ser tu culpa...

Velas, vino y pasión...

Si sientes que la pasión y el deseo de tu pareja han disminuido, queremos decirte que antes de sentirte mal, puedes intentar despertar otra vez su interés sexual.

Te recomendamos

13 cosas que hará si no le interesas tanto como él a ti sí

7 señales para saber que lo deseas pero no lo amas ¡anota!

Si él no quiere comprometerse no es por miedo… ¡Conoce sus verdaderos motivos!

Primero, queremos recalcar que no necesariamente hay algo mal en ti, no es que no seas atractiva o que no sepas complacerlo.

Su actitud puede deberse a que su mente y energía están centradas en preocupaciones diarias, estrés y otros factores que le apagan el deseo. No te sientas responsable de su desapego.

Mejor intenta los siguientes 5 pasos para reanimar sus ganas por tener relaciones.

1. Obsérvate.

Con calma y sin juzgarte precipitadamente echándote la culpa de todo… Observa si estás haciendo algo que a él lo aleje de tener intimidad.

Alguna actitud o hábito que lo esté alejando de la cama, por ejemplo, tu depresión, irritabilidad, sentimientos de insuficiencia, algo que podría ser suficiente motivo para que se sienta desanimado en la intimidad.

**Recuerda, esto no significa que tú estés haciendo las cosas mal, sólo haz una reflexión modesta pero no exagerada acerca de ti.

2. No le sugieras tener relaciones.

Deja que las cosas se enfríen, no insistas en tener relaciones. Sé paciente y enfócate en cosas que te hacen feliz.

Esta pausa lo ayudará a sentirse menos presionado por cumplir o satisfacerte.

3. Muestras de cariño.

Regálale muestras de cariño y ternura que nada tengas que ver con una actitud sexual, es decir, besos, caricias, sentarte a su lado y tomar su mano mientras ve su serie favorita.

4. Nuevas propuestas.

Es momento de proponerle intentar algo diferente en la cama, desde posiciones hasta lugares para el encuentro.

Invierte en algo de lencería, paguen una noche de niñera y hotel, vino y velas… Además, procura consentirlo con lo que sabes que le gusta, por ejemplo cierta depilación o iluminación.

Pregúntale si tiene deseos de alguna fantasía por cumplir.

5. Charla.

Si algo no sale bien con lo anterior, habla con tu esposo acerca de la situación.

Exprésale tus sentimientos, dile que lo amas y deseas de manera más regular. No lo amenaces con terminar la relación (incluso si eso es lo que sientes), mejor pídele que te explique qué es lo que pasa.

Puede ser que esté experimentando la apatía por cuestiones físicas y necesite ayuda.

La idea es que juntos eviten llegar a un extremo en el que ambos se arrepientan.

La comunicación es básica para que ambos puedan sentirse cómodos y sinceros.

Si esto no resulta, es momento de acudir a terapia de pareja.

¡Estamos en Facebook!