Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Recuerda: “Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma”

Con la cara en alto.

¡Acepta y sigue!

Carl Jung dijo, “Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma” y queremos que esta frase te ayude a solucionar cualquier situación adversa con la que te estés afrontando.

Te recomendamos

-7 señales de que tu relación se está convirtiendo en algo súper serio

-Una cara hermosa y un cuerpo perfecto no garantizan el amor

Es momento de aclarar tus pensamientos, no importa si el origen del conflicto está en las emociones compartidas por tu pareja o en emociones encontradas por el trabajo, identifica el problema, respira profundo, acéptalo y sigue adelante.

Esta frase es una de nuestras favoritas pues nos pone los pies en el suelo cuando nos enfrentamos a algo ya que es verdad, hay muchas cosas que no están en nuestras manos y tenemos 2 opciones o las aceptamos como son o las negamos causando más inconsistencias.

Es un tipo de madurez…

Lo que niegas te somete, te tapa los ojos a la verdad y no puedes olvidar que la verdad libera, por muy dolorosa que sea, la verdad es una manera de ver el panorama completo y poder actuar en función a lo que tenemos en la “vida real”.

En cambio, lo que aceptas te transforma pues al aceptar lo que está ante tus ojos tienes la opción de decidir para después actuar… ¡te transformas!

via GIPHY

Seguramente ya te has encontrado con muchas circunstancias en las que no pudiste hacer nada para cambiarlas a pesar de tus ganas y de tu disposición, no puedes entrometerte en los pensamientos, silencios, distancias, emociones y acciones de otros.

No puedes controlar lo que está más allá de tus manos

No puedes pretender tener el control de todo lo que te rodea, de lo único que puedes encargarte es de tus emociones, de tus pensamientos, de tus silencios y reacciones…

Suelta tu ansiedad, abre los ojos, acepta realidades para continuar sin la espalda llena de equipaje innecesario, permítete tener la valentía de aceptar lo que no está en tus manos cambiar y deja que tus decisiones construyan tu carácter y el aprendizaje tu valor.

Libérate, transfórmate, sé feliz, encárgate de tu propia felicidad porque esa nadie la construirá por ti,

¡Estamos en Facebook!