advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

Una mujer fuerte sabe distinguir el momento de irse para no volver

Una vez que se pierde el interés no hay nada que se pueda hacer...

Una vez que se pierde el interés no hay nada que se pueda hacer… Me voy para no volver.

Te recomendamos

15 frases para dedicarle a un amor que no sabe si quedarse o irse…

Quiero, merezco y necesito un hombre que me ame a diario…

El interés en una relación se pierde por muchos motivos, indiferencia, falta de ternura, desamor, celos, reproches… pero lo que más importa es aprender a distinguir el momento para irse.

Y una mujer fuerte lo aprende a ver…

Aprende que es mejor irse a tiempo con el corazón roto, que quedarse más tiempo acumulando no recuerdos, sino traumas.

Sé que puede ser difícil decirle adiós a alguien a quien amamos, pero a veces es lo más sano, es la puerta a la libertad y recuperación de nosotras mismas.

Es mejor irse con recuerdos que con fantasmas que cada vez serán más difíciles de superar.

Por eso me reconozco como una mujer fuerte, pensando en el mañana y trabajando en mi hoy para alejarme de lo que me roba el sueño, de lo que me quita vida.

La vida es demasiado corta para aferrarnos a una relación, un amor que no nos sabe dar paz no es amor y mucho menos será bueno.

Prefiero despertar cada mañana en paz conmigo y con la vida que con ganas cortas de vivir.

No es fácil, he tenido que dar despedidas a personas a las que he amado, pero prefiero irme y recuperar mi sonrisa poco a poco, que quedarme con ellos y dejar que extingan la alegría de mi interior.

He tenido que soltar, que dejar ir, que perdonar, he tenido que esforzarme para ser mejor, he tenido que empezar de cero…

No es fácil pero es lo que prefiero para mí, una compañía sana que me cobije y no que me llene de escalofríos y tensión.

En alguna ocasión una amiga me preguntó “¿cómo le haces para olvidar a alguien tan fácil? Yo aún no supero a mi ex y tengo 4 años que nos dejamos”.

Le respondí que dejaba que las cosas pasaran, que el dolor se presentara porque es natural que ocurra pero que me animaba a salir de eso, que no me aferraba a él.

Hoy entiendo que me gusta estar bien conmigo, vivir en paz, amar y que me amen y no aceptar menos.

Así voy por la vida, amando pero siendo libre, padeciendo a veces pero buscando siempre mi bienestar, dejando atrás lo que me hace daño, volviendo a empezar…

Por eso te digo, aléjate de aquello que te hace mal, no tienes que sufrirlo ni cargarlo en tus espalda por años.

Perdónate, libérete y sigue.

Estamos en Facebook

También puedes leer

Las 10 más reveladoras señales de que un hombre te dejó de interesar

No me preguntes si tienes una oportunidad conmigo, ¡gánatela!

10 reflexiones que te harán una mejor persona en 2019