advertisement advertisement
Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

“No soy premio de consolación de nadie…”

Si no me vas a amar bien, mejor no me ames

Él se lo pierde

Es muy común encontrarnos con alguien confundido, alguien que no sabe si quedarse con nosotros o con alguien más.

Te recomendamos

7 señales de que tu pareja ya no te hace feliz

Mi ex regresó y me ayudó a cerrar el ciclo, entendí que no era para mí

La experiencia de sabernos ser 1 de 2 opciones nos puede llevar a varias emociones, lo sé, a mí me pasó…

Me dijo la verdad…

Quizá sintió que al ser sincero me haría un favor o quiso ver mi reacción para ver si así se decidía más fácil.

“Te amo, pero creo que estoy enamorado de alguien más y no quiero perderte, no sé qué hacer…”

Tuvo el valor de decírmelo en la cara y tomándome de las manos.

“Ella no sabe si darme una oportunidad y sentí la necesidad de decirte cómo me siento…”, fue su explicación.

Pero se topó con una mujer de decisiones

Yo no me iba a esperar a que él decidiera, ¿por qué debía yo de luchar por alguien que no está seguro de quererme?

Además, si la otra chica hubiera estado decidida en estar con él, entonces, ¿no me hubiera querido? Se equivocó de palabras y se equivocó de mujer.

No se si ella esté conforme con la situación, pero yo no.

Puedo entender que existan situaciones complicadas y que los triángulos amorosos sean sorpresas del destino, pero yo no estoy hecha para ser esquina, yo creo en el amor completo, así como un círculo.

Un amor que gira pero siempre uniforme, un amor que no se detiene, que avanza, en el que a veces debes estar arriba y a veces abajo, pero siempre siguiendo el impulso del bien común.

¡Qué flojera estar con alguien indeciso!

Su confesión me hizo conocer otro aspecto de él, quizá estaba saliendo con ambas y ya cuando sintió el agua al cuello, se vio en la necesidad de hablar.

Por mí, que se quede con ella, que sea feliz, que se casen y tengan hijos, ya no me interesa.

No soy una mujer dura, pero sé muy bien lo que quiero y eso incluye una pareja que no dude de que somos lo mejor cuando estamos juntos.

No hay más opción, la vida es complicada, pero cuando realmente sabes lo que quieres, mucho parece aclararse.

Entonces…

Si estás pasando por algo similar, valórate, crece, suelta lo que no está seguro de querer quedarse, fluye y sonríe.

Ya llegará quien desee estar a tu lado sin tener ganas de explorar otras piernas, mirar otros ojos o tener otros besos.

Sé fiel a ti misma, vales más que ser la segunda opción de alguien, para otro podrías ser el premio mayor.

Estamos en Facebook

Te puede interesar

¿Para qué perder el tiempo con amores inconstantes?

5 señales que indican que ese amigo no será un buen novio