Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

10 situaciones que sólo entenderás si tu cabello no es ni lacio ni chino

¡¿Por qué no tengo un cabello normal?!

Problemas del día a día

¿No te pasa que no sabes cómo clasificar tu cabello? Existimos mujeres que tenemos problemas para lidiar con nuestro cabello: cuando queremos que sea lacio se enchina y, cuando queremos que se enchine se hace más liso que una hoja de papel.

Te recomendamos

-4 movimientos que lo llevarán de la cama a las estrellas

-12 cosas que piensan los hombres al vernos sin ropa

Seguro te ha pasado alguna de estas situaciones:

1. Hace lo que quiere
Cuando tenemos la intención de peinarlo o arreglarlo de cierta manera, nuestro cabello hace lo imposible por llevarnos la contraria.

2. Se esponja
No importa que le pongamos crema para peinar o mousse, se empeña por hacernos quedar como leonas con la melena esponjada.

3. El clima nos afecta
Si hace demasiado calor o está lloviendo, nuestro cabello parece absorber la humedad.

4. No saber cómo peinarlo
Cuando usamos la plancha las puntas se niegan a ser lacias y, si lo queremos enchinar no queda como planeamos.

5. El tipo de corte
Independientemente de nuestro tipo de cara, debemos buscar un corte que no sea difícil peinar.

6. Secarlo
Cuando salimos de bañarnos debemos secarlo si queremos que sea lacio, porque si no lo hacemos (y se le pega la gana) puede enchinarse más de la normal.

7. El gallito rebelde
TODAS tenemos ese pelito que se nos escapa de la liga y que no se quiere dejar agarrar con un pasador.

8. Romper la liga
Cuando intentamos hacernos una coleta, reventamos la liga cuando la estiramos ¡ups!

9. Que envidien tu cabello
Cuando nos dicen que es más fácil peinarlo… No tiene idea de lo que nos cuesta.

10. Haces las paces con el
Llega un punto en que ya no queremos pelear o tardarnos en arreglarlo así que decidimos dejarlo ser feliz con toda su rebeldía.

Si amas tu cabello aunque a veces sea indomable… ¡Ya somos varias!

¿Nos sigues en Facebook?