Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.

5 peleas que todas hemos tenido con nuestra hermana

¿Has tenido alguna?

Ninguna relación es perfecta :(

Tenemos que admitirlo: si tenemos una hermana sabemos que las discusiones, malentendidos y peleas no saben de edad, tiempo o momento para presentarse.

Te recomendamos: la distancia hace más fuerte a las parejas (según estudio)

Lo que NUNCA debes de hacer si tu pareja está enojada contigo

Las peleas son más frecuentes cuando somos pequeñas aunque también pueden presentarse de grandes e incluso estando casadas. Estas son 5 de las peleas más comunes que tenemos con nuestras hermanas:

1. Por agarrar cosas sin permiso.

Esto es MUY común con algo que les gusta o nos gusta de ellas: una blusa, un vestido, una bolsa, un libro… Podemos aplicar el “más vale pedir perdón que pedir permiso” pero a la larga se puede hacer un mal hábito y algo que no nos gustaría que nos hicieran.

2. Por personalidades.

Todos los seres humanos tenemos una identidad propia: cuando somos pequeñas nos educan con los mismos valores.

Sin embargo, conforme pasa el tiempo vamos desarrollando nuestra propia personalidad la cual puede no llevarse con la de nuestra hermana.

A veces las diferencias pueden ser más y no encontramos un punto para congeniar con nuestra compañera de vida peeero no hay que olvidar las cosas buenas o las cosas que también tenemos en común.

3. Por comparaciones.

No importa quién sea la mayor: en ocasiones los padres suelen compararnos. Si ella es más inteligente, si nosotras somos más distraídas, si no tenemos las mismas calificaciones, etc.

via GIPHY

Esto es muy común en los padres pero no tenemos que tomárnoslo personal, quizá es una manera de hacernos ver los puntos que debemos mejorar y la referencia inmediata es nuestra hermana.

4. El orden y desorden de las cosas.

Por la personalidad siempre habrá una hermana que sea más ordenada que otra: puede que nosotras seamos la ordenada y que nuestra hermana sea un caos. El reto es encontrar el equilibrio de forma armoniosa, aunque eso incluya establecer reglas.

5. Por parejas.

Podría ser que la pareja de nuestra hermana no nos caiga bien, por mucho que lo intentemos. Al igual que ellas pueden no tenerle paciencia o sentirse incómodas con la presencia de nuestro amorcito.

A la fuerza nada entra, si ya comprobamos que nuestra pareja no se lleva con nuestra hermana es mejor no insistir y dejarlo por la paz.

¡Síguenos en facebook!

No importa que pasen malos momentos siempre amaremos a nuestra hermana y no nos imaginamos la vida sin ella.