*

Buscar
  • Escribe al menos 3 letras para buscar.
Be

Aprender a dejar ir… el reto de cerrar ciclos

La vida sigue
Aprender a dejar ir… el reto de cerrar ciclos

El poder está en ti

El reto de cerrar ciclos… No se trata de aceptar que se acabó, se trata de comprender que una relación, un trabajo, la vida de un ser querido, una etapa, llegó a su fin y que la vida sigue.

Aprender a dejar ir, es un gran reto pues no se conforma con olvidar ya que eso no es posible, consiste en asimilar que tras un cambio las cosas ya no son como antes o como esperábamos, esto aplica igual en relaciones amorosas o laborales, incluso cuando sufrimos la pérdida de un ser querido y debemos de afrontar las nuevas condiciones para continuar de la mejor manera.

via GIPHY

Es común arrastrar por mucho tiempo recuerdos y emociones que no nos permiten enfocar nuestros pensamientos y sentimientos en nuestro presente, así vivimos cada día con la sensación de haber perdido algo y como no es posible que lo recuperemos, nos sentimos incompletos, vacíos y frustrados.

No poder dejar ir “algo” o “alguien” mutila nuestras percepciones, porque no nos permite ver nuestro presente como es, con todos sus matices, sus puntos buenos y malos.

Lo que ya pasó y formó parte de nosotros de manera real, directa, concreta se convierte en ausencia, nos deprime o incapacita para ser nosotros mismos.

Debes abrir los ojos y sobre todo el corazón para entender que no puedes seguir así, dolerá mucho, es un hecho; deberás olvidarte de algunas metas y sueños, es un hecho; no será fácil, es un hecho; lucharás con tu propio yo, día a día para volver a ser tú, es un hecho; tendrás que convencerte a ti misma de que estás haciendo lo correcto, es un hecho; deja de ver lo que perdiste, observa lo que tienes en tus manos, en tu presente, valóralo y esfuérzate en conservarlo.

via GIPHY

Es el HOY y el AHORA lo que no puedes dejar de vivir, lo que no debes dejar pasar, lo que no debes desaprovechar, si las cosas no salieron como esperabas, es momento de aceptarlo, perdonar a quien debas perdonar, incluida tú, despide con honores lo que te hizo feliz, aprende de lo que te puso triste y deséchalo.

Recupérate, sana tus heridas con pensamientos llenos de cariño, rodeándote de gente que sabe cuanto vales, gente que no te de preocupaciones pero sí sonrisas, regresa a los hábitos que te dan felicidad, experimenta una nueva etapa en ti y reconócete cada esfuerzo, en pocas palabras: ¡Ámate! Despréndete del exceso de equipaje, sonríe, la vida sigue.

via GIPHY

Agradece lo que tienes que quizá otras personas desearían tenerlo. Necesitas avanzar, comienza un día a la vez, confía en ti y en que poco a poco las cosas retomarán su rumbo, pero eso comenzará con tu actitud, eres fuerte y recuerda que cada final puede convertirse en un gran comienzo.